Destacados Música

Todos los fuegos de Martín Berríos

 

Tras un largo proceso de cambios en su propuesta musical, el también productor y guitarrista de Prehistöricos y Bronko Yotte se apresta a lanzar su segundo álbum en solitario. Antes, revela a Yakaranda las claves de su sonido, la historias tras su nuevo single «Incendio» y el rol que juegan en su presente gente como Tomás Preuss y Victoria Cordero.


Durante dos años, una canción sonó en la cabeza de Martín Berríos. Todo partió como una suerte de exorcismo sónico, causado, como no, por una pena de amor. “Había pasado una decepción amorosa, tuve un affair muy cortito y significativo y había otra persona en la fórmula”, cuenta el músico a Yakaranda. “Hice el menos drama posible (creo) y me encerré a grabar guitarras en mi pieza, después escribí la letra y la grabé en esa misma tanda. Tuve que sacar ese tema de mi cuerpo de inmediato”.

“Incendio” , el nombre de la composición nacida en esa agitada tarde de 2016, es el nuevo sencillo que Berríos lanzó a fines de junio, vía Chibi Records. Se trata del tercer adelanto de su nuevo disco, Cercano, el segundo de su carrera, que saldrá durante el segundo semestre. Pero llegar al resultado final no fue fácil. A fin de cuentas, en una sociedad dopada por el sabor del éxito, él le cantaba a sus penurias.

Inspirado en las orquestaciones de guitarra del álbum A Moon Shaped Pool, de Radiohead, el músico registró en su cuarto una maqueta de la composición, que luego subió a su cuenta de Soundcloud. “La grabé por pistas con guitarra acústica, guitarra eléctrica y varios pedales de efecto”, explica. Tiempo después, en 2017, grabó una versión en vivo gracias a un trabajo junto al director audiovisual, Cristóbal de la Cuadra, el cual se puede observar en YouTube. Al año siguiente, por fin, pudo grabarla de forma profesional. “En 2018 empecé a trabajar en producción musical seriamente. Compartí el estudio Isla Blanca con Tomás Preuss y ahí comenzó la grabación oficial de ‘Incendio’”, explica.

Martín se hizo cargo de la producción y mezcla de las grabaciones. Después, este le envió el resultado a la cantante y compositora Victoria Cordero, quien masterizó el resultado en el estudio de Insania Records, en Los Angeles, California. No fue el único nombre importante en el proceso. En la sesión participó como ingeniero de grabación para guitarras acústicas, Tomás Preuss, el hombre tras Prehistöricos.

En el trabajo, el también guitarrista de Bronko Yotte -quien es su hermano-, es un obseso. Una y otra vez revisa tomas, corta y graba cuantas veces sea necesario hasta lograr lo que desea. “Mis últimos días en Isla Blanca los pasé grabando las guitarras eléctricas y las voces, donde participaron Benjamín Walker y Sebastián Sotomayor (Mellamo Sebastián), quienes hacia el final del tema corean una y otra vez ‘por eso ahora canto libre así’”. recuerda. “Yo fui muy incisivo con la rítmica de las voces, la canción tenía dos años en mi cabeza y tenía que ser perfecta y nada más que perfecta; Sebastián me decía ‘esto no es cantar libre’, nos reímos un montón esa tarde”.

De Dylan a Björk

Como joven criado a comienzos de los 2000, Berríos sucumbió de buena gana al dramatismo del Emo. “En ese momento mi banda favorita era My Chemical Romance y quería sacarme los temas para cantarlos, ahí fue donde le pedí a mi papá que me enseñara a tocar; me explicó cómo tomar el instrumento y 4 acordes básicos, de ahí en adelante me tiré sólo y tanto la guitarra como MCR se volvieron una gran obsesión”.

El vínculo con su padre no es casual. “Él es músico profesional, ejerció mucho en los ochentas con su cuarteto vocal de neo folklore Santiago Cuatro. Tres de mis cuatro hermanos también son músicos y lo fueron siempre, al menos desde que existo. Felipe (Bronko Yotte), Cristóbal (Anblessnabi) y Diego (Atento Facuse) Mi abuelo materno también era pianista y violinista, dejó esos instrumentos para la familia y gran parte de mi familia paterna tiene una relación cercana con la música. Siempre he vivido en una casa llena de música y sensibilidad, ese es el pilar fundamental”, cuenta.

«Creo que el amor es respeto y al menos para mí esto es una profesión. Dedico mi vida a la música y me da mucha rabia que trabajar en entretenimiento signifique para muches, entretenerse uno, vivir la fantasía del rockstar».

Por ello, es que con los años comenzó a componer y grabar su propio material. Así pasaron sus dos primeros epés (Pneuma y Viajero Universal), y su debut en largaduración, con Casa Salvaje (2015), un álbum de sonido folk. “En ese tiempo escuchaba mucho a Bob Dylan y The Black Keys”, recuerda. Hoy, su sonido ha variado hacia un indie suave, atmosférico y elegante, deudor de artistas como Sufjan Stevens y Björk.

Tanto este sencillo, “Incendio”, como “Fuerza Mayor” y «Año del cristal» son adelantos de tu segundo disco ¿qué diferencias técnicas y sonoras tiene este trabajo respecto a tu primer álbum, Casa Salvaje?

Creo que la gran diferencia está en la cantidad de pistas, para mí todas las canciones de Cercano, el disco que viene, fueron experimentos de multipista, un aprender constante a producir, grabar y mezclar. Casa Salvaje fue producido por Álvaro Jiménez, un capo, que tuvo una visión muy clara del disco y de cómo había que cuidar la simpleza de esas canciones que nacieron como baladas folk, con guitarra, armónica y voz.

unnamed

Dos nombres claves

Hay que mirar el mirar el mar un poco más allá de la costa. En los últimos años, hay algunos nombres importantes para la carrera de Berrios. Uno de ellos es Tomás Preuss, quien no solo le ayudó a grabar su material, sino que también lo sumó como guitarrista a Prehistöricos. “Él aportó con sus habilidades de grabación, fue el ingeniero para las guitarras acústicas en varias canciones del disco”, detalla Martín. “Las hicimos en una tarde en Isla Blanca. Siempre confío en el oído de Tom, es un gran productor, un gran amigo y me ha enseñado varios kilos de info”, agrega.

¿Qué es lo que has aprendido de Tomás? 

Prehistöricos fue y sigue siendo una escuela de generar emoción en vivo, de entregarse a la emoción, abrazarla y destruirla en el escenario. Entre muchas otras cosas, por supuesto, la banda es para mí la experiencia en vivo más intensa emocionalmente.

También tocas con tu hermano Felipe, Bronko Yotte… 

Lo conozco desde siempre, me encanta su música y ha significado para mí un gran desafío de limpieza y perfeccionamiento del estilo, del soul. Con Bronko y la banda he aprendido sobre todo, a pasarlo bien en el escenario y a ser el mejor sesionista/arreglista que puedo ser en sus discos de estudio. Menciono que somos hermanos porque también me ha transmitido desde ese amor y confianza mucho de actitud y filosofía de trabajo.

***

Otro nombre importante en el presente de Martín Berríos es el de la bajista y compositora Victoria Cordero, quien le invitó a integrar el catálogo de Chibi Records, el sello que ella impulsa y que de forma paulatina ha integrado a interesantes nombres del indie nacional: Pirámides, Martina Lluvias, Círculo Polar y Juanita La O.

Lee también: Vicky Cordero: «Siempre me ha interesado entregar algo que produzca emociones en las personas»

«Nos conocíamos y teníamos muy buena onda con Victoria Cordero hace tiempo, habíamos compartido un par de fechas y un par de carretes», recuerda Berríos.  «A inicios del 2018 fuimos a grabar el single ‘Si se acaba’ con Prehistöricos en Estudio Lautaro, donde trabaja Vicky. Yo hace un tiempo le había mandado una canción, ‘Fuerza Mayor’, a ver si se animaba a hacerle unas voces. Después de la grabación con Prehis, nos quedamos un rato grabando voces. Varios meses después, Vicky estaba viviendo en California, le mandé la mezcla para pedirle su opinión y a los pocos días me escribe para decirme que estaba sorprendida con el trabajo y que tenía esta idea de formar un sello y que iba en serio. Me explicó la visión de Chibi y enganché de inmediato», recuerda.

Al final, más allá de los nombres, trabajas con gente que se mueve en el círculo independiente ¿qué es lo más difícil de esa situación?

Luchar contra malos tratos económicos, no hay plata para nadie, casi todas las organizaciones en las que participo como Martín Berríos son empresas de jóvenes, personas de mi edad. Estamos todos en las mismas y a veces eso es bacán, a veces es pésimo y hay que gastar y gastar energía y plata para tocar en una fecha. Siempre está la presión de hacer las cosas por «amor al arte», concepto en el cual no creo, al menos como se plantea. Creo que el amor es respeto y al menos para mí esto es una profesión. Dedico mi vida a la música y me da mucha rabia que trabajar en entretenimiento signifique para muches, entretenerse uno, vivir la fantasía del rockstar.

***

El lanzamiento oficial de «Incendio» será el 22 de agosto en la microsala de Matucana 100, desde las 22.00 horas. Las entradas se pueden adquirir en preventa en el website del centro cultural a $3.000, mientras que en la puerta estarán a $4000.

0 comments on “Todos los fuegos de Martín Berríos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: