Arte Destacados La pluma

El incipiente mercado de los art toys en Chile: objetos con identidad

La idea de visibilizar aspectos que explican la cosmovisión de los antiguos Selk’nam a través de objetos coleccionables, con sentido lúdico, mueve a creadores, como el del proyecto Hoowin, a ingresar en el mercado de los juguetes con una propuesta no convencional. En Yakaranda conversamos con uno de sus diseñadores.


 En un escenario global, donde los juguetes parecen responder a meros fines frívolos y capitalistas, los art toys, figuras de edición limitada generadas por diseñadores y artistas, hoy se abren paso como una respuesta que fomenta desde la diversidad cultural al aprendizaje mitológico.

Si bien el término se remonta a la década de los 90 en Hong Kong, y en primera instancia las creaciones se dirigían al público adulto, con el paso del tiempo el concepto mutó para gustar a grandes y chicos y finalmente viajar por el mercado europeo, anglosajón y en la actualidad, arribar también al chileno.

Porque en Yakaranda Magazine queríamos saber más sobre el tema y del potencial de este tipo de productos, conversamos con el diseñador Duanne Contreras (36), la mente detrás de Hoowin, proyecto que busca rescatar la memoria de pueblos originarios a través de espíritus coleccionables, quién nos explicó la idea detrás de las figurillas a partir de su propia historia.

-¿Cómo definirías a Hoowin?

-Como una red de relatos que visibilizan el imaginario indígena en Chile, que a la vez empaquetamos, y acercamos a la gente a través de objetos. Es una marca que busca conectar figuras de colección con las personas. Mostramos la identidad para enseñar.

-¿Qué significa la palabra?

-Hoowin se refiere al tiempo mítico, al tiempo sin tiempo. Es algo muy profundo que se puede seguir trabajando. La parte creativa se potencia constantemente. Sin querer comienzas a meterte en narrativas e involucrar a personas y empiezas a crear tu propio mundo del tiempo sin tiempo, como una especie de génesis en la que puedes ir jugando con pasado, presente o futuro de manera súper abstracta. Por ejemplo, puedes variar la posición de los elementos físicos en el espacio, los diferentes colores o hacer a los espíritus gigantes, como los vio Hernando de Magallanes en algún minuto. La palabra en sí misma invita a ampliarse.

Duanne hoowin
Duanne Contreras. Fotografía por Hana Valdés

-¿Cómo relacionas la idea de espíritu con un juguete de colección?

-Puede ser cuestionable, pero es preferible hacer esto antes que consumir la cultura basura latente que solo te hace olvidar tus raíces. Las cosas siempre transmiten ideas políticas y económicas. Primero, la idea nace por ganar plata, pero después hubo una profunda reflexión social en torno a la segmentación que tendemos a naturalizar. El objeto busca unir diferentes culturas y estratos. Al principio no pensaba en un juguete, pensaba en algo nuevo que no fuese un suvenir. Una vez un gringo me dijo que lo que estaba haciendo parecía una pieza de arte, una escultura, y que si era así me pagaba al tiro, pero si era un juguete me pagaba menos.

Yo quería mostrar un lenguaje inclasificable que funcionara en el contexto de la fantasía. La pieza lúdica estimula la imaginación y las habilidades cognitivas. Hice la abstracción o la reinterpretación de una copia fotográfica de algo que ya existía, como son los pueblos originarios, usando el diseño como herramienta. Uno no bautiza el producto, la gente te ayuda con las etiquetas y lo que podría llegar a ser.

-¿Por qué trabajar con el pueblo Selk’nam?

-Porque sus espíritus tienen un lenguaje diferente y minimalista, pero a la vez son súper complejos producto de su misma estética. Lograron adaptar conceptualmente las líneas verticales de un árbol o los puntos que representan los astros, a la pintura de sus cuerpos, vinculando su cosmovisión con la naturaleza. Son otra clase de diseñadores. Incluso podrían compararse con extraterrestres. Todos estos elementos me llevaron a pensarlo como algo lúdico.

Además, siempre he tratado de potenciar la identidad a nivel personal, porque me he cuestionado la falta de una y por eso sentí la necesidad de generar algo con sustento que me ayudara en mi propia búsqueda. Cuando miras Chile y te das cuenta de la auto división, donde incluso te discriminan por tu apellido producto de la falta de educación, uno se pone inmediatamente a comparar con otros lugares. Viajé a Canadá y lo tomo como ejemplo, porque en poco tiempo logró aglutinar cultura del medio oriente, escandinavos e ingleses para formar algo híper desarrollado. Cuando me vine de vuelta, caché que todavía estamos tratando de ponernos de acuerdo entre nosotros y con los indígenas. Para mí el diseño tiene la capacidad de canalizar algo que puede tener un impacto muy positivo a largo plazo, si es que eres alguien sensible con el tema y si detrás cuentas con un discurso que busque unir.

-¿Qué ha sido lo más difícil hasta ahora?

-Aguantar las vacas flacas, además de conservar la energía y los propósitos del proyecto vivos. Lo más duro ha sido tratar de auto contenerse en la parte anímica y mantener el barco a flote. Estoy viviendo en carne viva la experiencia del riesgo y del emprendimiento. Vas aprendiendo sobre el paso, pero esto le da sentido a esta etapa de mi vida y sobre todo a ganarme las lucas en un mercado emergente en esta materia a nivel país.

-¿Qué significan para ti los art toys y cómo lo vinculas con tu proyecto?

-Los art toys se han vinculado como consecuencia, porque lo que estamos haciendo tiene que ver con eso. Nosotros tratamos de hacer algo que contenga figura y fondo. Llegamos casi por casualidad a este mundo y estamos siendo parte de la familia. Así como muchos otros, buscamos contenido y llegamos a esto por casualidad. Mientras tanto nos tratamos de divertir en el camino recolectando significado y cambiando las estrategias.

Fotografía de portada: Hana Valdés

Acerca de Hana Valdés

Controversial y disidente. Hago y digo lo que siento. Busco aprendizaje. Creo en la unidad y la organización para transformar los paradigmas. Las diferencias hacen del mundo un mejor lugar para habitar. Feminist Biker Girl 🌹

0 comments on “El incipiente mercado de los art toys en Chile: objetos con identidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: