Los Pataches de Don Moncho: Bombón oriental

En la zona de Lastarria, donde hay harta juventud, se erige una buena alternativa para tomar once y probar cosas diferentes a lo que estamos habituados: dulces turcos y árabes.

Por Don Moncho.

BombonOriental1WEB

Mire, andaba por el centro y de repente me llama mi hija, la Pepa, que andaba con su pololo pero que ahora se iba a la casa, le dije que nos juntáramos, que nos íbamos juntos. En eso estábamos y comenzó el hambre. Yo, como buen patachero, comencé de inmediato a buscar algún local para satisfacer el hambre.

La Pepa, que siempre me cacha cuando ando en esa me dijo “Papá, el otro día fui con mi pololo a un café bien monono, ¿quieres ir? Es de dulces árabes”. Debo reconocer que eso me llamó la atención, así que le dije que sí, y partimos.

Llegamos, se llama Bombón Oriental, esto es en Merced 349, cerca de Lastarria. Vi un gran letrero que dice “pruebe el mejor chocolate caliente”, entonces le dije a la Pepa “mira, yo voy por esto”.

A ver, nos atendieron rápido, yo pedí el susodicho chocolate caliente más uno de los varios dulces árabes/turcos que ofrecen (aristelos, baclawa, fatayer, kindfa, maamul, sardili). Elegí un maamul, que es un dulce relleno originario de Siria, elaborado a base de sémola y mantequilla que viene relleno con nueces, higos, o algún otro fruto seco. Bien rico, suave, no son como esos dulces que tienen tanta azucar que llegan a irritar. Estos son sabores no tan habituales en nuestro país y es interesante conocerlos.

La Pepa pidió un chocolate caliente con marshmallow, a lo gringo. Y le trajeron uno grande, con harto marshmallow jaja, me terminó convidando. Yo pedí un chocolate caliente así al solitario no más. La verdad, bien bueno. Se le nota la intensidad del sabor, es bastante espeso, casi se puede tomar el chocolate con la cuchara. He probado otros muy aguados, pero este tiene toda la textura y el sabor.

Oiga, la verdad, me gustó el local, es recomendable, buena experiencia. Pero tiene un problema, solo hay pago en efectivo, y yo que nunca ando con anda, uff. Dejé a la Pepa ahí sentada y fui a buscar un cajero. Me costó encontrar. En fin, como decía el gran Elson Beyruth, “se lo recomendu, amigo”.

BombonOriental2WEB
El chocolate caliente de mi hija Pepa y el maamul que me comí.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s