Paisajes para no colorear: Violentamente hermosa

La obra, en exhibición en el GAM, es una creación colectiva, basada en más de 100 testimonios de adolescentes chilenas, dirigida por Marco Layera.

Por Vale Capilla

PaisajesWEB

No somos libres. Y el cielo puede caernos sobre la cabeza. Y el teatro está hecho para enseñarnos eso.” – Antonin Artaud.

En una cálida noche en pleno mes de agosto, vamos caminando un poco aceleradas por la alameda y nos encontramos con un grupo de manifestantes con banderines blancos. Cerca de nosotras, pasan algunos guanacos. Entonces, para evitar problemas, ingresamos rápidamente al GAM y luego a la sala de teatro.

En escena, antes de comenzar la obra Paisajes para no colorear, se encuentra una muñeca inflable en el suelo. Signo no muy evidente de lo que sucederá en el espectáculo. De ahí adelante, todo lo que ocurrirá será impredecible, dinámico y alucinante.

Cabe señalar que esta obra es una creación colectiva, basada en más de 100 testimonios de adolescentes chilenas, dirigida por Marco Layera. En esta ocasión, el director trabaja con 9 jóvenes entre 13 y 17 años de edad. Estas chicas fueron seleccionadas, luego de un intenso proceso de investigación dramatúrgico, el cual contó con talleres y audiciones.

El conflicto se apodera de una problemática actual: la violencia hacia las adolescentes chilenas. Algunos hechos detonadores de la acción dramática son los registros de las experiencias personales de las protagonistas y otras noticias de la contingencia. Cada uno de estos hechos, tiene como móvil: la agresión hacia mujeres menores de edad, abarcando el género, la sexualidad, el ambiente familiar, la escuela y la sociedad, en general.

De forma descarnada, el montaje muestra ataques y vejaciones sufridas por las jóvenes, al ritmo del reggaetón y una colorida puesta en escena. Así, el público va brincando entre los contrastes: la acidez de algunos episodios y las lúdicas performances realizadas por las actrices.

Se trata entonces, de una propuesta escénica violentamente hermosa que promueve un discurso político esperanzador de las nuevas generaciones, donde el imperativo cambio de un nuevo paradigma interpela a todo espectador, especialmente adulto, cómplice de un abominable sistema.

Para finalizar, completamente provocador el trabajo teatral realizado por Paisajes para no colorear que funciona como un golpe a los espectadores. Sin tapujos y sin remordimientos, la obra dramática desliza la sórdida realidad a través de las voces femeninas. El conflicto nos lleva cruelmente hacia el vértigo. De manera irresistible, debemos escuchar a un grupo de adolescentes que hemos silenciado por demasiado tiempo y nos damos cuenta de que no somos libres. Y el cielo puede caernos sobre la cabeza. Y el teatro está hecho para enseñarnos eso.

Coordenadas

Paisajes para no colorear

Temporada: 3-19 de agosto en Centro GAM. Edificio A, piso 1, Sala A2

Horario: jueves a sábado – 20.00 horas. Domingo 19.00 horas.

Entradas:  $ 8.000 Gral/$ 4.000 Est. y 3ed. Mayores de 13 años.

Dramaturgia: Creación colectiva, basada en más de 100 testimonios de adolescentes chilenas.

Dirección: Marco Layera

Apoyo dramatúrgico: Anita Fuentes y Francisca Ortiz

Elenco: Ignacia Atenas, Sara Becker, Paula Castro, Daniela López, Angelina Miglietta, Matilde Morgado, Constanza Poloni, Rafaela Ramírez y Arwen Vásquez

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s