Matria: Lo perverso

La obra de la Compañía Teatro Ecos ofrece un cuestionamiento sobre la maternidad como un ideal concebido por la heteronorma,

Por Vale Capilla

Matria

La máquina de hacer hijos es nuestra condena.

(Lina Meruane)

Un día frío en Santiago. Camino rápidamente, mientras el río Mapocho se mueve delgado y putrefacto, bajo mis pies. Finalmente, llego al Teatro del puente. Escenario perfecto para la inquieta temática de la obra Matria, dirigida por Natalia Ramírez Valdés.

Al comienzo en escena, se presenta una imagen bastante decidora:  una mujer desnuda está encerrada en una bolsa transparente y realizando diferentes movimientos, tal cual un feto en el útero materno.

Luego, la obra dramática da un salto a la figura central del conflicto:  Francisca Javiera de la Carrera y Verdugo. Más conocida, como Javiera Carrera, personaje relevante en la independencia de Chile, la cual se transforma en el impulso de todas las imágenes que se extienden en una vivaz y atractiva comedia.

Cabe destacar que dicho personaje histórico es un ícono femenino dentro la historia de Chile, debido a su carácter poco convencional, respecto al rol de la época. En ese sentido, resulta interesante mostrar los acontecimientos que sobrelleva Javiera Carrera, al no encajar con los cánones femeninos. De esta forma, a partir del recorrido, se establecen diversos cuestionamientos sobre la libertad femenina y la revuelta interna que debe vivir cada mujer, respecto a los roles de esposa, madre y protectora del hogar.

En este montaje, uno de los elementos más recurrentes es la maternidad, representada como un ideal preconcebido por la heteronorma y donde cada útero se vuelve el receptáculo, en el que se anidan todas las convenciones de lo femenino. En ese sentido, Matria con gran astucia critica el hecho materno como parte de un sistema perverso y con ironía evidencia los estereotipos asociados, a través de la polifónica intervención de los actores.

A nivel escénico, la puesta en escena es bastante ágil y lúdica para el espectador. Uno de los elementos más atrayentes es el uso de la música en los cambios de escena, lo cual marca los ritmos de la obra.  Asimismo, los recursos visuales como retratos pictóricos y las performances, desde el punto de vista estético, logran sintetizar varios mensajes hacia el público y provocan ciertas rupturas dentro del conflicto.

En conclusión, la obra Matria representa un valioso trabajo del teatro contemporáneo, pues edifica una teatralidad apabullante, realizando un entramado de historiografía, estética y nuestro propio devenir en la actualidad.

Ficha Técnica:

Matria

Autoría: Compañía Teatro Ecos

Dramaturgia: Cristian Ruiz Gutierrez

Directora: Natalia Ramírez Valdés

Elenco: Samira Abumohor Skorin, Daniela Bozo Catalán, Ignacio Peña Gutiérrez, Jocelyn Tapia Muñoz.

Diseño: Camila Rebolledo Vidal

Música: Freddy Gazali Pedraza

Temporada: 3 al 19 de julio

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s