Willy Semler: “Traición es dramatúrgicamente casi perfecta”

El actor y director comentó la obra que dirige en Teatro Ictus, además de su gusto por el trabajo autogestionado y la dramaturgia de Harold Pinter.

Por Felipe Retamal Navarro
Semler
Foto: Juan Pablo Sierra

En 1994 Willy Semler dirigió la obra Traición, que inauguró el Teatro Bellavista. Fue por invitación de la actriz Coca Rudolphy quien había obtenido los derechos de manos de Harold Pinter, su autor. “Él fue muy activo y solidario en la recepción de los exiliados chilenos en Inglaterra, ahí se topó con la Coca. Entonces tenía un cierto vínculo con él” cuenta Semler.

Al actor y director siempre le gustó el trabajo de Pinter. Mientras estudiaba teatro en la Universidad de Chile montó algunas de sus obras como Retorno al hogar y El Montaplatos. Pero Traición, obra que dirige desde el 12 de abril en Teatro Ictus, le pareció excepcional. “La encuentro una obra dramatúrgicamente casi perfecta, muy original en la forma de narrar”, comenta.

La pieza se basa en una experiencia que le ocurrió al autor un año antes de escribirla, en 1978. Cuenta la historia de un triángulo amoroso formado por dos amigos y la esposa de uno de ellos. Una vez presentada la situación, la narración corre hacia atrás. “Es una obra muy hecha como para actores, que se resuelve en la actuación”, comenta Semler.

Aunque la infidelidad es un motivo de la obra, parece que esta se mueve mas bien sobre los afectos en las relaciones

En este caso también como se mueven las relaciones a punta de mentiras. La traición va más allá de la infidelidad, es también a uno mismo,  al amigo. Es sobre como el ser humano se va adaptando a todo y se las va arreglando para sobrevivir emocionalmente.

¿Cómo ha sido la recepción de la obra?

Buena. En público fuimos de menos a más, pero ya hemos estado a sala llena. Es una obra que hace que la gente se entretenga porque tiene que armar la cronología, es una historia que está saltada. Tiene un espectador activo. El público sale muy agradado por ver este tipo de teatro muy realista, casi naturalista.

Como director ¿qué es lo que buscas potenciar a la obra?

La actuación, siempre. Potenciar el dialogo que en esta obra me parece magistral, pues es una obra limpia, no como para adherirle cosas. Entonces a partir de eso va brotando la puesta en escena, según la necesidad que van generando los personajes.

Esta obra tiene una producción independiente ¿qué dificultades tiene esa forma de trabajo?

Las desventajas siempre son económicas, uno debe trabajar con presupuestos mínimos, muy bajos, la gestión de financiamiento cuesta mucho.

¿Y las ventajas?

La ventaja es que uno hace el trabajo exactamente como quiere, se da el tiempo que uno necesita, no depende de una institución, no depende de un fondo al que hay que rendirle. Y en ese sentido se puede establecer una instancia de laboratorio teatral, en que los ensayos son búsqueda, experimento, son como un taller de perfeccionamiento, de profundización del tema actoral, y esa es una ventaja que no se compra con la desventaja.

¿Ello incidió por ejemplo en la elección del elenco (Jaime McManus, Kiki Rojo y Alberto Ellena)?

Claro, porque cada vez que se arma un proyecto independiente, que implica autogestión, uno siempre trabaja con la gente más cercana, con la gente que tiene más vínculo, no solo personales, sino que teatrales. Buscamos el mismo tipo de teatro, buscamos la misma sintonía, nos interesan los mismos temas, nos conocemos los códigos.

***

El proyecto de Traición comenzó hace un año y medio. Y con los primeros ensayos surgió la idea de presentarla en la Sala La Comedia. Para eso hablaron con Paula Sharim, quien está a cargo del recinto y se mostró interesada en la obra. “Teníamos ganas de trabajar con el Ictus. Es un teatro-teatro, no un lugar adaptado, tiene un funcionamiento en esa línea, tiene todas las condiciones para trabajar” cuenta.

Además de su trabajo con la obra de Pinter, Semler será parte del elenco de ¿Quién le teme a Virginia Woolf?, clásica pieza teatral de Edward Albee, próxima a estrenase y en la que también actuarán Solange Lackington, Diego Ruiz y Camila Hirane.  Tampoco le han faltado ofertas para trabajar en televisión, pero de momento no le interesan: “No son las ofertas de antes. Ha cambiado mucho todo eso, en varios sentidos, y no son atractivas”.

Traición continuará en cartelera de la Sala La Comedia por todo el mes de mayo, con funciones los días jueves, viernes y sábados a las 20:30 horas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s