Mis lugares favoritos de Santiago (a los ojos de una tica con nostalgia)

Por Verónica Jiménez Arguedas
YUNGAY DANIEL LUZANTO
Barrio Yungay. Foto por Daniel Luzanto

En la tele aparece un sobrevuelo por el Parque O’Higgins mientras almuerzo en mi trabajo. Casi de inmediato suspiro y digo ‘Ay mi Santiaguito querido’. Un compañero de trabajo me pregunta: ¿extrañás vivir allá?. Sí, le respondo resignada y sigo almorzando.

La respuesta real hubiera sido: ‘lo extraño cada día con todas mis fuerzas’ pero a veces hay que evitar el drama. Al día de hoy no logro explicar lo que siento por Santiago, no logro que nadie -fuera de mis amigas de aventura mientras estuve allá- pueda dimensionar el nudito que se me forma en la boca del estómago cada vez que oigo a alguien diciendo poh.

Soy de Costa Rica (COS-TA- RI-CA, no Puerto Rico weones) y viví un año en Santiago. Santiago me cambió la vida y quiero hablarles sobre eso.

El asunto es que creo que la nostalgia es el combustible del millenial, o de cómo quieran llamar a mi generación. Si no, ¿cómo tendrían éxito la mitad de las producciones de Netflix? Así que la advertencia de este texto es esta: cada palabra está escrita con la nostalgia que vive dentro de mis entrañas, plagada de un ojo que vivió en Santiago el año más feliz de su vida. Escrita con tinta de saudade diría mi amiga Maíra con su sabiduría brasileira.

A lo mejor, este texto le sirva como referencia a algún extranjero con muchas ilusiones, o a un recién llegado a la ciudad. A lo mejor, los chilenos piensen que soy una weona fome e ilusa.

De cualquier manera, aquí va mi recorrido especial por mis lugares favoritos de la ciudad.

La Piojera

Si me están leyendo alguno de mis compañeros de universidad sabrán que tengo una obsesión con este lugar. Tanta que hasta escribí un artículo entero sobre él y me fui a ver un partido de la selección sola e hice muchos amigos señores. Pero si son turistas, TIENEN QUE IR A LA PIOJERA. Yo sé que es un lugar medio snob y al mismo tiempo medio cutre -¡esa es su magia!- pero creo que no hay mejor lugar para tomarse un terremoto y sentir cómo el pipeño empieza a unirlos con todos los que están ahí. (Si van a Santiago y no toman terremoto, no fueron. Advertidos están).

Zona alrededor del Estadio Nacional

No todo en la vida santiaguina es fiesta y diversión. También uno estudia, se supera y se vuelve un mejor ser humano (¡digamos!). Yo estudié en la Universidad de Chile y viajaba de Irarrázabal al campus de la Chile en Ñuñoa. El trayecto en bus (la micro 508, ¡cuánto te amé!) cruzaba la Av. Salvador para llegar a la Av. Grecia, pasando por el Estadio Nacional. Les juro que no hay vista en el mundo como la del sol escondiéndose en la Cordillera de los Andes, justo detrás del Estadio Nacional (¡muy estremecedor también, recordando toda la historia del Estadio!) Yo procuraba irme de pie junto al chofer y ver el atardecer justo al frente. Caminen por ahí, conozcan el campus, cómanse una sopaipa a $100 en medio del frío del invierno.

Santa Lucía

Esta es la recomendación más mainstream, pero no puedo pasarla por alto. Creo que cuando uno visita una ciudad está bien visitar los lugares más turísticos, aunque sea un ratito. Si quieren comprar souvenirs, el Mercado de Santa Lucía es una buena opción (un poco caro, pero todo en un mismo lugar). Subir al Cerro es hermoso por la tremenda vista de la ciudad. Lleven unos snacks eso sí, a mitad de camino da hambre. Pero lo mágico de este lugar, es caminar todo el sector. Vayan por detrás del cerro y se van al Barrio Republica, pasan por la Biblioteca Nacional, la Plaza de Armas y sus calles aledañas, el trayecto es hermoso. Saquen un día completo para caminar el centro de la ciudad. (Si mis amigos ticos están leyendo estarán pensando: ‘en Costa Rica Vero nunca camina’. En Santiago sí, hay que caminar, caminar, caminar, caminar hasta que pesen los pies).  

Museo de la Memoria y los Derechos Humanos

Nunca estuve tan consciente de la burbuja de privilegio en la que nací, hasta que llegué a Chile y empecé a entender la historia latinoamericana en primera persona. Me explico: nací y crecí en Costa Rica, un país sin ejército, con una historia nada sangrienta -en comparación con la región en la que estamos- y sin conocer términos como dictadura, represión, exilio, tortura. El primer soldado que vi en mi vida, el primer tanque de guerra que conocí (en un McDonald’s, por cierto, ¡saludos cordiales a los carabineros represores de los movimientos estudiantiles!) fue en Chile. Sabía desde siempre sobre las dictaduras del Sur de América, pero no las entendía. Las entendí, a profundidad, cuando visité el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Cuando ves ese collage impresionante con los rostros de los desaparecidos, cuando le ponés una cara al dolor. Cuando entendés que estás parado en un lugar lleno de heridas. Cuando le ves el rostro a tu amiga colombiana que te acompaña y entendés, entendés finalmente el privilegio de no conocer la guerra. No dejen de ir si van a Santiago, es vital para que entendamos nuestra historia latinoamericana.

Yungay ❤

Después del Museo, vayan al Barrio Yungay. Es uno de los barrios que se sienten más auténticos. ‘Pintoresco’ dirían por ahí. Además, sus habitantes tienen una lucha tremenda y hermosa por conservarlo, por preservarlo tal y como es, por rescatar sus valores culturales. Todas las esquinas están llenas de arte, encontrás cafés hermosos por todas partes y los vecinos en serio se toman el espacio público, lo hacen suyo. Tienen cuenta en Twitter y los amo. De ahí aprovechan y conocen toda la zona que rodea la Quinta Normal.

Lastarria ❤ ❤

Este tiene doble corazón, porque lo amo. Hace poco encontré una calle en San José (capital de Costa Rica) que se parece mucho a Lastarria, y ahora paso por ahí todos los días porque soy masoquista. Lastarria es un barrio hermoso, que te hace sentir que estás en medio de alguna ciudad antigua de Europa, con edificios impresionantes. El tour aquí es nuevamente, caminar mucho, comerse un helado y recorrer toda la zona, visitar las librerías y tiendas y enamorarse ¡mucho!.

Ruta recomendada

Como viví en Ñuñoa, me movía mucho por ese sector. Caminen por el Museo de Arte Contemporáneo, vayan al de Bellas Artes, al Parque Forestal, pasen por Plaza Italia, caminen por Av. Italia (y sus hermosas tiendas de diseño imposibles de pagar para una estudiante sin dinero) y terminen caminando por Irarrázabal hasta llegar a Plaza Ñuñoa si tienen ganas de comer o carretear (¡fiesta, fiesta!) un poquito.

*Atención chilenos de corazón: yo sé que estas recomendaciones se reducen a un circulito muy pequeño de la ciudad. Hay muuucho más que ver y podría recomendar mucho más. Pero si son turistas, y tienen poco tiempo, ¡aprovechen!

**También atención chilenos de corazón: su ciudad es una maravilla. Tienen un transporte público eficiente y seguro (si no me creen los invito a googlear ‘tren en Costa Rica’ y ver los resultados de las noticias), un espacio limpio, seguro, amplio con prioridad para sus peatones y muchos espacios públicos. ¡Los amo!

FOTO SATIAGO VERO

2 comentarios

  1. Mae ❤ Yo pasé exactamente lo mismo pero al revés con la ciudad. Viví un año y medio en San José estudiando en la UCR y extraño terriblemente Chepe. Extraño La Cali, La UCR, la Plaza de la Cultura. Que amanezca a las 5 am y que a las 6 pm ya sea noche. Ir a La Canela antes y después de un examen. Y acá nadie puede entenderme. ¿Hagamos trueque?

    Me gusta

    • ¡Hola! Impresionante que extrañés que anochezca a las 6 p.m., yo en verano en Santiago brincaba de la felicidad de que fueran las 9 y todavía hubiese luz. Qué lindo apropiarse de las ciudades. Hagamos un trato: yo voy a La Cali este fin de semana, y me como un rollo de canela en La Canela y vos te comés una sopaipa y te vas para La Piojera. ¡Saludos desde Costa Rica po!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s