La tele es de los 90′: Gato x liebre

El programa de canal Rock & Pop presentaba las noticias con ironía y humor absurdo.

Por Felipe Retamal Navarro

Corría 1996 y entre goles de Zamorano, viajes de Frei y tardes de Super Nintendo, el canal Rock & Pop destacaba por su programación alternativa al circuito tradicional. Entre sus programas más destacados estaba “Gato x liebre”, que se caracterizó por abordar la contingencia política y social a partir del humor.

El programa tenía 3 panelistas (Carolina Delpiano, Angel Carcavilla y Rafael Gumucio) quienes comentaban noticias y presentaban notas sobre temas del momento. Su sello, tanto en el estudio como en las notas, era el humor absurdo y burlesco hacia el orden de la transición y la sociedad. En ese sentido, para la época resultaba una propuesta emergente.

Sus notas eran políticamente incorrectas, en que obviaban los cánones periodísticos de producción de información para acercarse a las noticias “serias” como si fuesen intrascendentes. En ese sentido, su crítica apuntaba hacia la gravedad del país en plena transición.

El formato era muy similar al que años después utilizó el programa CQC, pero la diferencia es que no había rankings, ni Top 5, sino que presentaban material periodístico creado por el equipo y hay que decirlo, sus chistes eran bastante mejores. Eso sí, muy en el estilo de la época en que la gente no era directa sino que su humor era más bien sugerente.

Llama la atención que por ese entonces ya se hablaba del desencanto de la gente con la política, por algo durante esos años Marcelo Ríos acuñó su frase: “No estoy ni ahí”. El equipo del programa se hizo cargo de esa realidad no desde una perspectiva grave, sino desde la ironía. Intervenían en la realidad con total desparpajo. Incluso tomando ciertos elementos de la política y trasladándolos a otro leguaje; por ejemplo, el “instructivo para un paro” en que se ironizaba con las movilizaciones, o la extravagante nota sobre Colonia Dignidad.

El programa tenía un bloque final con invitados en estudio, a los que se les trataba de entrevistar desde una perspectiva lúdica, pero con cierto cariz crítico al intentar sacarlos de las preguntas tradicionales: por ejemplo, a una Miss Chile invitada al programa, Carcavilla le preguntó si le gustaba Pinochet o si usaría métodos anticonceptivos. En ese sentido, el programa tenía un afán provocador.

El programa finalizó en 1997 y al año siguiente el mismo equipo produjo el recordado “Plan Z”. Tal vez era el paso natural, debido al humor del programa. Es probable que buscasen una instancia para dar rienda suelta con mayor holgura al potencial creativo, por sobre la intervención. En ese sentido, “Gato x liebre” fue un programa precursor de una forma de hacer televisión para una generación de comunicadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s