Cine Pantalla

“Manchester junto al mar”: cuando sólo basta con la miseria

La película, nominada a los Oscar, logra ofrecer una experiencia emocional sin aspavientos, en base a unas actuaciones contundentes y un buen relato.

manchester_frente_al_mar-2

Cuando pensamos en dramas, es difícil no remitir a ciertos lugares comunes y tópicos clásicos. Y si bien, “Manchester junto al mar” es una historia de culpas y desencanto, ofrece una experiencia emocional sin aspavientos, en base a unas actuaciones contundentes y un relato bien pensado.

La película narra la historia de un perdedor: Lee Chandler (Casey Affleck). Un hombre grosero, desganado, con gusto por el alcohol y la pendencia que apenas se mantiene a flote haciendo trabajos de gasfitería. De pronto, tras la muerte de su hermano mayor, debe hacerse cargo de su sobrino y regresar a su ciudad natal. Y allí, no sólo debe hacer frente a las responsabilidades, sino que a los fantasmas y las culpas del pasado.

Y allí, es cuando la actuación de Affleck se hace relevante. Su interpretación es magnífica, dotando al personaje de una profunda carga emocional, pero sin caer en lugares comunes, ni exageraciones. Sus silencios, sus miradas, sus acciones parecen hablar más que él. Por ello, la película poco a poco nos muestra los acontecimientos del pasado que permiten comprender la situación de Lee.

Pese a que el protagonista tiene una misión, la película no es una historia sobre la esperanza, sino que explica el camino de Lee, y genera una atmósfera que nos hace comprender sus dificultades frente a todo lo que signifique cambios. Es un hombre miserable, que ha hecho de la miseria su protección frente a los golpes de la vida.

El resto de los personajes entran en la dinámica de enfatizar o explicar las acciones del protagonista. Da la impresión que tienen funciones muy específicas en el relato: Patrick (Lucas Hedges, quien tiene una nominación al Oscar por este papel), el sobrino de Lee, es un joven que vive su duelo pero que busca seguir adelante. Randi (una soberbia Michelle Williams), la ex esposa de Lee que le recuerda sus momentos de felicidad y su mayor tragedia.  Todos, son parte de un mundo del que Lee ha elegido escapar y teme volver a entrar. Define su personalidad en torno a su relación con el mundo.

Lo interesante de la película, en definitiva, es que ofrece una historia con un ritmo reposado, que no se da vueltas sobre los dramas y dolores, sino que los muestra, los vivencia. Los deja fluir, y explica lo justo y necesario sobre ellos. Basta con la miseria y nada más.

Por Pindaro

0 comments on ““Manchester junto al mar”: cuando sólo basta con la miseria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: