Arte Destacados

Carlos Arias: «Mi obra es un espacio de resistencia frente a tanto abuso e intolerancia»

Inspirado en temas sociales como género, sexualidad, raza y migración, el artista chileno radicado en México ha desarrollado una obra en que a través de la técnica del bordado, ha explorado el registro más íntimo de quienes son marginados. La exposición “La Trama(Auto)Biográfica”, en cartelera hasta octubre en el Museo de Artes Visuales, reúne parte de sus trabajos.


Fue el silencio el que le hizo saber a Carlos Arias hacia donde debía encauzar su obra. Es 1994. Hasta entonces, él era un pintor que había cursado una maestría en la Universidad Nacional de México, tras estudiar Artes Plásticas en el feroz Chile de los ochentas.

Por esos días, como quien repara una grieta, bordó un cojín para su casa. Nada fuera de lo común. Pero el trabajo le mostró la posibilidad artística del bordado. Por ello no tardó en crear su primera pieza. Allí se veían dos niños rubios de apariencia nórdica, mientras pescan. Sin embargo, muy pronto entendió que su verdadera inspiración estaba en otras miradas, otras pieles, otras realidades. Captó, por fin, que pocos artistas mexicanos hablaban de México. Ese era el silencio.

Ese año, el del levantamiento zapatista, el asesinato de Colosio y la entrada en vigencia del NAFTA, el artista comprendió que su obra en realidad debía moverse entre límites. Tomar a los marginados y a sus discursos. Así comenzó a bordar inspirado en las culturas indígenas. De allí no paró más.

WhatsApp Image 2019-10-05 at 22.38.00
Caupolican 1558 (2017)

El límite del borde

Para el año siguiente ya tenía un grupo de obras con el que fue invitado a exponer. Se trataba de 21 sentencias que terminan con la frase “Bordar es perder el hilo”. Una frase que resume la propuesta de Carlos Arias. Ante todo se trata de las tensiones; lo occidental y lo indígena, las identidades sexuales, el arraigo con un territorio.

Por primera vez, una exposición ofrecerá un recorrido por su trabajo y su biografía. Se trata de la muestra La trama (auto)biográfica: Un archivo en tránsito, la que reúne 17 de sus obras compuestas desde ese intenso 1994, hasta nuestros días, en el Museo de Artes Visuales (MAVI). «La biografía de cualquier persona es la misma que esta autobiografía, con recuerdos, amores, muertes, ideas», asegura.

«Me gusta trabajar ese linde de frontera entre los géneros pues hay una serie de costumbres y prejuicios establecidos desde el poder que son extremadamente machistas y lo tomo como un acuse de denuncia en contra de esto»

«Su sólida producción problematiza, desde el uso del bordado, la temática de los márgenes no sólo a partir de la cuestión geográfica, lo transnacional, la frontera y las identidades migrantes sino también desde la óptica de las sexualidades disidentes, el género y la raza. Asimismo, Arias se caracteriza por explotar las potencialidades estéticas, narrativas y experimentales del bordado, un medio ‘menor’ de por sí marginal dentro de la historia y la institucionalidad de las artes visuales», explica la curadora a cargo, Cynthia Francica.

De esta manera, el trabajo del artista se mueve en torno a temas como los límites entre lo masculino y lo femenino, cruzados por una visión crítica de la estructura de dominación social y económica.

«Me gusta trabajar ese linde de frontera entre los géneros pues hay una serie de costumbres y prejuicios establecidos desde el poder que son extremadamente machistas y lo tomo como un acuse de denuncia en contra de esto -cuenta en conversación con Yakaranda-. Pues aunque desde mi masculinidad apoyo las reivindicaciones femeninas, es, la propia sociedad donde el arraigo de actuares machistas parece imborrable, mientras la economía capitalista siga existiendo».

WhatsApp Image 2019-10-05 at 22.43.38

Como una piedra que atraviesa la niebla, las frases surgen desafiantes, rápidas. Plantean dudas. Introducen motivos. «La filosofía como arma de la revolución» (foto principal), es una de las que se puede leer en las obras que se exponen en MAVI.

«Es un famoso artículo del filósofo francés Louis Althousser donde habla también de los aparatos ideológicos del Estado y su capacidad de ser dominantes. Actualmente son los Estados nacionales los que han ido acorralando a los pueblos originarios en varias partes del mundo», explica.

Otra pieza se titula «Es difícil no adjetivar», la que asegura, le parece una obra muy elogiosa hacia sí mismo. Es como una selfie hoy en día, una forma tribal de mostrarse, advierte. Contiene el email que le envió la escritora argentina feminista Tununa Mercado.

-En tiempos en que surgen nacionalismos y movimientos xenófobos ¿es su obra una suerte de espacio de resistencia a los tiempos de intolerancia?
-Exactamente. Mi obra es un espacio de resistencia frente a tanto abuso e intolerancia.

Bordar pensando en el futuro

Es que tomar la aguja no es una tarea fácil. Arias detalla que el proceso le toma mucho tiempo. Y desde su perspectiva, esa factura más artesanal, a su vez define el trabajo. «El bordado es lento, nunca me ha importado cuanto me tardo, lo más rápido puede ser una semana, lo que más he tardado son 6 meses».

«Chile siempre está al borde de algo -afirma-. El bordado también tiene esa raíz. El bordado tiene además esa cosa doméstica, de lugar común, de lo cotidiano».

¿Lo más difícil de acometer esa labor? «Definir el patrón a bordar e imaginar la envergadura pues en grandes formatos estoy bordando a tramos de 20 cm. de diámetro», asegura. «Como bordar es tan lento, tengo que bordar pensando qué va a pasar el 2023 para bordar pensando en ese momento».


La trama (auto)biográfica: Un archivo en tránsito

Artista: Carlos Arias
Lugar: Museo de Artes Visuales. José Victorino Lastarria 307. Plaza Mulato Gil de Castro, Santiago.
Temporada: hasta 27 de octubre
Horario: martes a domingo de 11:00 a 19:00 horas.
Entrada: martes a sábado: $1.000 adultos. Gratuita para estudiantes, personas con discapacidad, menores de 8 y mayores de 60 años.
Entrada domingo: gratuita para todo público.


es dificl no adjetivar
Es difícil no adjetivar (2016)

1 comment on “Carlos Arias: «Mi obra es un espacio de resistencia frente a tanto abuso e intolerancia»

  1. hernan parada g.

    Felicitaciones, x tu trabajo Carlos, sin duda navega por agua nuevas y vestas. Mucho para border y decir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: