Cultura pop Destacados Pantalla

La Casa de Papel 3: ¿fórmula repetida?

La recién estrenada tercera temporada de la exitosa serie emitida por Netflix se plantea con un argumento débil, que resulta ser más bien una imitación de la primera entrega. Con nuevos personajes y múltiples escenas de acción se intenta distraer al espectador de un relato que carece de sentido.


Fue en el año 2017 cuando La Casa de Papel se estrenó en Netflix luego de haberse emitido en su país local sin mayor éxito. Con su llegada a la plataforma de streaming ocurrió lo que pocos esperaban: se convirtió en una de las series españolas más vistas según los datos de la app TVTime. Esto generó un gran número de fanáticos y a la vez sumó a un nuevo público. El estreno de su tercera temporada generó grandes expectativas. Sin embargo, ¿valió la pena?

En cada uno de los capítulos es posible apreciar cómo la fórmula que llevó al éxito a la serial es repetida de principio a fin. El objetivo vuelve a ser el mismo, pero disfrazado de otro que no es consistente: salvar al compañero de las manos de una demoníaca policía, a través del robo a un edificio de mayor riqueza que el anterior y con un riguroso protocolo de seguridad. Por medio de un plan ideado en el pasado por Berlín (Pedro Alonso) y el Profesor (Álvaro Morte), el cual habían descartado por ser imposible de realizar, la banda de asaltantes busca convencer a la policía de entregar a su compañero una vez más encerrándose en este lugar con un gran número de rehenes.

Lee también: La casa de papel: ¿la hora de la rebelión?

Todo inicia con Arturo, exdirector de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, quien en el presente se dedica a dar charlas motivacionales luego de haber sido rehén de los asaltantes. Por otro lado, Tokio (Úrsula Corberó) y Río (Miguel Herrán) pasan sus días en una isla paradisíaca disfrutando de su relación y a la vez ocultándose de la policía que los busca por el mundo entero. El Profesor disfruta también de las tranquilidades de la playa junto a Raquel (Itziar Ituño), quien ha dejado todo para irse a vivir con él a Tailandia junto a su madre e hija. Repartidos por el mundo, cada uno de los integrantes de la banda evitan día a día ser capturados.

El panorama cambia cuando Tokio, una mujer a la que no le gusta la rutina y se aburre fácilmente, decide abandonar la isla para dejar de lado la monotonía. Terminando la relación con Río, el único contacto que tienen son unos teléfonos comprados en el mercado negro, los que terminan siendo rastreados. Con ello, se activan los protocolos internacionales para dar con su paradero y apresarlos. Al tener a uno de ellos, “La Resistencia” debe reunirse de emergencia.

la casa de papel 3

Demasiado perfecto

Así es como se plantea el argumento de esta tercera temporada de La Casa de Papel , en donde la exageración reina desde el primer capítulo con las acciones desplegadas por un sistema policial extremadamente eficiente que logra ubicarlos en tan solo minutos, y además, obteniendo excelentes resultados. El despliegue de los policías, que parecen soldados y están armados como si fueran a la guerra, es desconcertante. Una vez que capturan a uno de los populares asaltantes de la Casa de Moneda y Timbre, los restantes se juntan rápidamente para idear un plan que tiene como pretexto evitar la tortura de su compañero, el cual termina siendo el asalto al Banco Nacional. Con una estrategia sin pies ni cabeza, los criminales se encierran una vez más para ser guiados por el Profesor, en donde milagrosamente les sale todo a la perfección.

Lo más interesante (y novedoso) de esta entrega es la inclusión de nuevos personajes que le dan otro aire al ambiente de constante tensión en donde todo sale casi sin error alguno. Uno de ellos es Palermo, un argentino que tenía una relación muy cercana con Berlín y que lo ayudó a idear este plan. Su extravagante personalidad da fruto a múltiples controversias al interior del grupo. Por otro lado, el personaje de Alicia Sierra (Najwa Nimri) resulta perturbador. La policía embarazada no tiene límites y no duda en demostrarlo con el fin de adelantarse al Profesor y lograr engañarlo con las mismas estrategias que él usa.

1563900589-casa-papel-30

Los constantes flashbacks sobre Berlín permiten mantener presente a un personaje añorado por los fanáticos de la serie, llenando los vacíos que iba a dejar su ausencia. Las vivencias del grupo reunido resultan también ser las escenas más cautivadoras, ya que permiten dar cuenta de las fuertes relaciones que se formaron entre los asaltantes y hacer el vínculo con las acciones que llevan a cabo mientras están encerrados en el Banco Nacional.

Es algo cuestionable si La Casa de Papel debería haber terminado con su segunda temporada, pero sin duda con esta nueva entrega se demuestra que los creadores apostaron por continuar con la misma fórmula que les dio resultados anteriormente. Aunque resulta atrayente en algunos aspectos, muchas de las temáticas tratadas son forzadas (el feminismo, la paternidad) y hacen que esta temporada pierda su consistencia. Con una cuarta temporada ya anunciada, la aclamada serie está lejos de llegar a su fin.

0 comments on “La Casa de Papel 3: ¿fórmula repetida?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: