Cultura pop Pantalla

Stranger Things: es hora de crecer

Con el estreno de su tercera temporada en Netflix, la serie muestra una nueva aventura de suspenso, terror y ciencia ficción.


Es el verano del ’85, se acerca el 4 de julio y estos jóvenes protagonistas dejan atrás los juegos de niños para abrirse paso a la madurez.

Sin embargo, la localidad de Hawkins, Indiana, aún tiene secretos que ponen en riesgo la vida de sus habitantes.

Caleb McLaughlin, Sadie Sink, Noah Schnapp, and Gaten Matarazzo in Stranger Things (2016)

Estrenada originalmente el 15 de julio de 2016 y creada por los hermanos Matt Ross Duffer, en esta nueva entrega, la serie Stranger Things nos remonta meses después de los sucesos ocurridos en la segunda temporada.

No hay clases, un nuevo mall parece ser el lugar favorito de niños y adultos y el grupo formado por Eleven (Millie Bobby Brown), Mike (Finn Wolfhard), Dustin (Gaten Matarazzo), Will (Noah Schnapp), Max (Sadie Sink) y Lucas (Caleb McLaughlin) empieza su adolescencia y a su vez florecen los romances, complicando las dinámicas del grupo.

Mientras tanto, la ciudad se ve amenazada por viejos y nuevos rivales, lo que provoca que Eleven y sus amigos recuerden que el mal nunca acaba; evoluciona.

Junto a Nancy (Natalia Dyer), Jonathan (Charlie Heaton), Steve (Joe Keery), Robin (Maya Thurman-Hawke), Joyce (Winona Ryder) y Jim (David Harbour) tendrán que formar equipo para sobrevivir y recordar que la amistad y la familia siempre serán más fuertes que el miedo y la adversidad.

Millie Bobby Brown, Finn Wolfhard, Noah Schnapp, and Gaten Matarazzo in Stranger Things (2016)Dustin, Will, Mike y Eleven

Nuevamente, la musicalización da un toque característico de la época. Genera una atmósfera sonora agradable y adecuada para cada situación que se muestra en el programa. La selección cuenta con artistas de renombre, tales como Madonna, Huey Lewis & The News, «Weird Al» Yankovic Peter Gabriel, entre otros.

La propuesta fotográfica es algo a tener en cuenta aquí. Logra amenizar y transportar al espectador a un escenario veraniego. Se presenta un juego de luces y planos los cuales cautivan al público, introduciéndoles y «atrapando» con su atractivo visual.

Las referencias son lo más destacado. La esencia y el trasfondo de toda la serie es la utilización de clichés propios del cine y televisión de los 80’s, así también del cine de terror de los 70’s. Dicho esto, se debe hacer mención en la estructura de toda la serie, la cual se forma de diálogos, situaciones y personajes tomados de The Thing (1982, John Carpenter), Dawn of the Dead (1978, George A. Romero), War Games (1983, John Badham), Terminator (1984, James Cameron), The Evil Dead (1981, Sam Raimi), Back to the Future (1985, Robert Zemeckis), Jaws (1975, Steven Spielberg), y más (sólo en esta temporada).

Stranger Things (2016)

Stranger Things ha dado de qué hablar desde su estreno. Nostálgica para algunos, novedosa para otros. Es la serie del momento.

Sin embargo, en esta nueva temporada se vuelve repetitiva. Se presenta el mismo dilema de siempre, con nada nuevo más que el desarrollo físico de sus protagonistas y una historia un poco más oscura. No decae en comparación con las dos temporadas anteriores, pero tampoco las supera. Queda en un mismo nivel.

La introducción de nuevos personajes y el regreso de algunos ya conocidos no pasa desapercibido. Cumplen al aportar en el desarrollo de los protagonistas a medida que avanza la historia. Logran destacar, pero sin opacar a personajes como Steve o Jim, por ejemplo.

Hay un buen trabajo en la presentación de los antagonistas. En esta ocasión los jóvenes héroes no enfrentan sólo el regreso de The Mind Flayer (entidad villana de la segunda temporada), sino también a su grupo de séquitos, pobladores poseídos por esta criatura y liderados por Billy (Dacre Montgomery), quien siendo el hermanastro de Max genera un conflicto de intereses al enfrentarlo. Y por si fuera poco, tienen que lidiar con la presencia de soldados soviéticos que, sin saber, intentan replicar el experimento que inició todo (como sátira de la carrera armamentista entre la Unión Soviética y Estados Unidos, presente en esos años).

Dacre Montgomery, Caleb McLaughlin, Sadie Sink, Millie Bobby Brown, and Finn Wolfhard in Stranger Things (2016)Eleven, Billy, Mike, Max y Lucas

La serie hace un buen uso de sus tiempos. No aburre y mantiene al espectador pendiente de sus ocurrencias.

Si bien esta nueva temporada de Stranger Things no muestra nada nuevo, sigue siendo llamativa, y con un atractivo visual digno de la década de 1980. El uso de los clichés como recurso es constante, pero han podido crear una historia en base a ello.

Logran adaptar el crecimiento de su elenco al desarrollo de sus personajes, así también en su entorno y el diario vivir.

0 comments on “Stranger Things: es hora de crecer

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: