Pantalla

La locura de Daenerys: ¿forzada o esperable?

“The Bells”, el penúltimo capítulo de la serie, nos enseñó una “madre de dragones” nublada por las ansias de la venganza y el poder al quemar vivos a cientos de inocentes en King’s Landing. Para algunos fue un sinsentido, mientras que para otros era algo que se esperaba desde el principio.


 A lo largo de ocho temporadas de Game of Thrones, uno de los personajes más queridos ha sido Daenerys Targaryen (interpretada por la actriz Emilia Clarke), quien desde un principio es presentada como una niña perteneciente a una familia que ha perdido el poder, además de estar sometida a un hermano que sólo quiere utilizarla para su propio beneficio. Sin embargo, con el paso del tiempo comprende cada vez más la importancia de su apellido, que junto con el apoyo que va obteniendo de diversas personas se convierte en una mujer empoderada que hará de todo por aquello que le pertenece: el trono de hierro.

Relacionado a lo anterior se explica el por qué tantos fans de GOT tenían como candidata favorita al trono a la “Khaleesi”, dado que a lo largo de muchos años demostró ser una joven con un objetivo claro y dispuesta a todo para lograrlo, pero que al mismo tiempo ponía como prioridad la libertad de los pueblos, velando por la vida de aquellos que eran inocentes. Todo esto cambió con el quinto episodio de la última temporada, en donde Daenerys se ve dominada por la ira y quema a todos los inocentes que en un principio buscaba proteger.

Gran parte de los fans para los que Dany era su personaje favorito se vieron decepcionados, ya sea porque creen que los guionistas de la serie arruinaron el arco narrativo del personaje o por la negativa transformación de una mujer que tal vez resultaba ser la que más merecía gobernar los Siete Reinos. Se apreció así, por las manifestaciones en redes sociales, que pocos esperaban tal giro en la trama. Sin embargo, de eso se trata Game of Thrones.

Pese a los errores existentes en el guión y detalles no considerados a lo largo de esta última temporada, el giro de Daenerys hacia la “locura” cobra sentido y es totalmente lógico por múltiples razones.

Daenerys 2.jpg

(Advertencia: pueden haber spoilers)

La primera de ellas es que, casi desde un principio, Dany se enfrenta a aquellos que se interponen en su camino y no duda de ello porque sabe que le permitirá limpiar su camino de posibles amenazas. Desde que tiene los dragones, los usa constantemente para quemar personas en Essos. El hecho de que Daenerys llegue finalmente a Westeros, las tierras con las que los fans estamos mayormente familiarizados al vivir la mayoría de los personajes allí, hace que la acción de quemar a los habitantes de King’s Landing nos parezca insólita por el factor de que son personas de las que tenemos más conocimiento y por lo tanto con las que empatizamos más, mientras que los quemados en Essos no nos provocan rabia o pena. La cercanía juega así un rol importante.

Otra razón que complementa la anterior es que la joven Targaryen se ha quedado sin sus principales guías, quienes son al mismo tiempo la familia que nunca tuvo. Por lo tanto, se siente perdida, ya que por un lado no tiene quién le diga qué es más razonable hacer y al mismo tiempo ya no tiene nada que perder al haber perdido a Jorah, Missandei y dos dragones. En ese sentido, Dany se deja llevar por la furia, culpando de sus pérdidas a toda esta región que le es ajena, en donde nadie la acogió y terminó obteniendo solo dolor. Tal como quemó a aquellos que no se arrodillaron, ahora quema a miles de inocentes que no estaban dispuestos a alzarse contra Cersei.

Así, se explica que las difíciles circunstancias que tuvo que enfrentar Daenerys al llegar a Westeros cambiaron su forma de pensar, llegando a creer que en este lado del mundo la única posibilidad de obtener el trono sería sometiendo a todos sus habitantes a través del miedo y la violencia. Se dio cuenta de que, de otro modo, jamás obtendría el apoyo de un mundo que le es ajeno. Y tal como Olenna Tyrell le dijo “Sé un dragón”, finalmente comprendió que debía actuar como uno en este punto de la historia para demostrar su poder.

La dualidad entre una mujer bondadosa, liberadora de esclavos, y, por otro lado una mujer que enfrenta con fiereza a sus enemigos, fue y es la característica de este personaje que ha recorrido un largo camino con un solo objetivo. Y, pese a las distintas interpretaciones y opiniones, ese objetivo demostró seguir siendo su prioridad en el penúltimo capítulo de la serie, llevándola al punto de cometer un acto de locura.

 

0 comments on “La locura de Daenerys: ¿forzada o esperable?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: