Pantalla

The King, o el drama no resuelto

El filme dirigido por Eugene Jareck abrió la cartelera de la versión 2019 del festival In Edit Chile. Se trata de un relato que pone en el tapete la historia reciente de los EE.UU., aunque a veces se ve superado por la magnitud de lo que pretende narrar.


La producción del filme The king, compró un viejo Rolls Royce que perteneció a Elvis Presley, el legendario rey del Rock. A bordo suben diferentes músicos y artistas estadounidenses, quienes, en base a la historia del oriundo de Tupelo van reflexionando sobre el país que han ido construyendo.

Desde el inicio del largometraje, dirigido por Eugene Jareck, queda claro que la historia de Elvis, como lo definía el historiador Carlo Ginzburg, es un microanálisis de la realidad del gigante del norte. Un país que hasta hoy tiene un trauma no resuelto con el racismo, y más aún, la contradicción de ser un país que, hacia el mundo, pregona la democracia y la libertad, pero que la ha construido en base a la esclavitud y la segregación.

Desde su origen en Sun Records, Elvis se caracterizó por ser un cantante blanco pero que tomaba la tradición de la música negra, por entonces, segregada por motivos raciales sobre todo en los estados del sur. Acá la película se detiene bastante en el debate entre quienes sostienen que Elvis robó la música negra y se la apropió sin nunca reconocer el mérito de sus creadores, y quienes creen que simplemente fue una fuente más desde donde bebió, pues también hay mucho de country en su sonido. Incluso, hay algunos entrevistados que dicen haber hecho eso era simplemente parte del showbusiness.

Paralelamente, el filme se detiene en el verdadero protagonista: el Rolls Royce, pues más de una vez debe ser llevado al mecánico, dada su antigüedad. Esas apariciones hacen las veces de pausa dentro del relato, y eso hace que el relato tenga dinamismo.

The King es un bien intencionado intento experimental por poner en discusión la historia reciente de los EE.UU., por los mismos estadounidenses, a través de la épica de uno de sus mayores héroes. El tema es que a veces el filme peca de pretencioso, pues a veces la magnitud de la temática que relata sobrepasa su mismo arco narrativo, esto sobre todo en la última parte del filme, donde se toca incluso la elección de Donald Trump como Presidente, confirmando por sobre todo que actual Mandatario es más un ícono medial que un político y que gran parte de su triunfo se dio a eso.

En todo caso, en un acto de sinceridad, Jareck no oculta sus simpatías hacia el senador Bernie Sanders y hacia el partido Demócrata. Dicha manifestación de punto de vista es algo que siempre se agradece desde el espectador, pero, ¿de qué forma aporta realmente al relato total? No queda clara la manera en que ese elemento se inserta en la narración.

The king, se está exhibiendo en el marco de la 15ava versión del festival In Edit Chile 2019. Puedes verla los próximos días sábado 27 (Teatro Nescafé de las Artes) y el lunes 29 (Centro Arte Alameda).

Puedes consultar toda la programación del In Edit 2019 en este link y en la web del festival http://www.inedit.cl.

 

0 comments on “The King, o el drama no resuelto

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: