“Bandersnatch”: (des)control total

El nuevo largometraje interactivo de Black Mirror permite al espectador tomar decisiones en lugar de su protagonista. 

Por Gerardo Abbá

Desde un principio, la serie británica Black Mirror (2011 – presente) ha dado de qué hablar, principalmente por su crítica al estilo de vida actual dominado por la tecnología.

Charlie Brooker (creador y guionista de la serie), confirmó en marzo de 2018 que la quinta temporada estaba en rodaje, y con el tiempo se dio a conocer la existencia de un capítulo interactivo. El 27 de diciembre Netflix publicó el primer y único trailer de Black Mirror: Bandersnatch, anunciando así que se trataba de una película.

Estrenada en Netflix el 28 de diciembre y dirigida por David Slade, la película nos transporta a la vida de Stefan Butler (interpretado por Fionn Whitehead), un joven programador de 19 años que vive con su padre Peter (interpretado por Craig Parkinson) y que en 1984 adapta la novela ficticia Bandesnatch en un videojuego interactivo.

A medida que Stefan desarrolla su trabajo empieza a cuestionar su propia realidad, lo que genera en él una confusión al mezclarse el mundo real con el virtual.

Impulsos violentos, conspiraciones gubernamentales, asesinatos, demonios, problemas paternos sin resolver y críticas son sólo algunas cosas a presenciar, siempre y cuando elijas correctamente.

Fionn Whitehead in Black Mirror: Bandersnatch (2018)Stefan Butler

Si bien la interactividad como concepto es llamativa, los sucesos que transcurren en la historia no quedan en segundo plano. El espectador mantiene su atención a las ocurrencias y desenlaces presentes, de modo que las construcciones narrativas logran atrapar y alterar al público (en un buen sentido de la palabra).

Sin embargo, a medida que la historia avanza uno se da cuenta que no todo depende del espectador. Hay ciertas elecciones que, sin importar lo drásticas que puedan ser o cuánto se pueda arruinar la vida del protagonista regresan a un punto de origen donde, forzosamente se debe reiniciar de otra manera para continuar con la historia.

No es tan fácil llegar al final. Hay que pasar por reinicios que no quedan claros, los cuales llegan a repetirse. A su vez eso puede generar otras posibilidades de desenlace, lo que es positivo, pero llegan a provocar incongruencias en la continuidad del relato.

             Volcar el té sobre la computadora”                 “Gritarle a papá

Hay una interpretación convincente por parte del protagonista. Logra separar episodios de ira con reacciones producto de la obsesión por averiguar lo que su trabajo produce en él.

Los actores secundarios mantienen su lugar y no inciden más allá de lo que corresponde a su participación o cuando el espectador lo elige.

Stefan Butler, Colin Ritman y Mohan Tucker

La dirección de arte y la banda sonora logran una ambientación que vale la pena destacar. Tanto la música, el vestuario, la publicidad y los espacios (entre otras cosas) transportan al espectador a la década de los 80’s.

Vale mencionar la dirección fotográfica. La propuesta de luces y los encuadres cumplen al mostrar el mundo que rodea a los personajes y al crear una atmósfera que refleja el conflicto interno del protagonista.

Black Mirror: Bandersnatch llega a ser repetitiva en algunas partes, independiente de las elecciones que uno haga.

Si bien cumple con la promesa de generar finales alternos según la decisión del espectador, cae al hacer pensar que uno tiene control total de la historia. Por ello se vuelve contradictorio.

La cinta resulta irónica, ya que el protagonista lucha por saber cómo alguien más decide por él, mientras que en varios sucesos la película llega a decidir lo que ocurre en lugar del espectador.

En pocas palabras, la película mezcla surrealismo con elementos y referencias de la serie. A su vez agrega una modalidad que la asemeja más a un videojuego que a un largometraje en sí. Logra generar tensión, pero no mantiene un orden en gran parte de las continuaciones, por lo que algunos sucesos no parecen creíbles y obliga al espectador a “reiniciar” la historia.

No es necesario ver la serie para disfrutar del filme, ya que no tiene continuidad con ningún capítulo.

¿Es recomendable?                                                                                                  NO


Ficha Técnica

Título: Black Mirror: Bandersnatch
Dirección: David Slade
Guión: Charlie Brooker
Producción: Charlie Brooker, Annabel Jones, Mark Kinsella, Marshall Leviten, Russell McLean
Reparto: Fionn Whitehead, Craig Parkinson, Alice Lowe, Asim Chaudhry, Will Poulter, Tallulah Haddon, Fleur Keith
País: Estados Unidos/Reino Unido
Duración: 90 – 312 minutos (dependiendo de las elecciones del espectador)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s