Recuento 2018: Obras de teatro

Adaptaciones e historias originales con elencos de actores consagrados y adolescentes, incluso monólogos. La temporada teatral dejó piezas interesantes y provocativas que te invitamos a conocer.

Por Vale Capilla.

paisajesweb

Durante la parrilla teatral de este año, pudimos ser testigos de una diversidad de trabajos y propuestas en la escena chilena. Tal vez, uno de los años más fructíferos en cuanto a la creación de obras dramáticas. En ese sentido, este 2018 fue un éxito para la cultura y las artes, en general.

Debido al término de año, es el momento de realizar balances y evaluaciones de la cartelera nacional. Es por esto, que decidimos plantear un listado de las mejores 5 obras teatrales del año y sobre todo pensando, en el próximo Festival de Teatro Santiago a Mil del 2019, el cual retoma algunas de ellas y nuevamente las instala en las tablas.

5. Hedda Gabler

Para comenzar el listado, una de las obras que se roba las miradas de cualquier crítico es Hedda Gabler, presentada en el GAM con la dirección de Claudia Di Girolamo y la participación de Amparo Noguera como figura protagónica.

Un elemento valioso de la obra es el carácter indómito de la figura femenina que desestabiliza todos los esquemas sociales y morales de la época de Ibsen, y también, la actual. Otro componente atractivo es el caos como móvil de la historia a través de Hedda, lo cual impulsa las acciones de los demás personajes. En síntesis, la propuesta de Di Girolamo es un trabajo apasionante y perturbador, coherente a la retorcida protagonista.

HEDDA (1)

4. Réplica

En el número 4, no podemos dejar de lado la propuesta de Isidora Stevenson: Réplica, obra que reflexiona sobre el poder de la tecnología y la experiencia humana. Esta obra presentada en el Teatro de la Universidad Católica se hizo cargo de una temática más que vigente en nuestros días: la inteligencia artificial.  

De esta manera, mediante una realidad distópica y un puñado de actores consagrados, el lenguaje escénico pone de manifiesto el sinfín de dilemas éticos que se dan en la época contemporánea. En conclusión, Réplica es un llamado de emergencia hacia la humanidad para tomar conciencia de nuestra realidad tecnologizada y los riesgos latentes, en el contexto de una era futurista.

REPLICA FOTO

3. Estado Vegetal

En el número 3, sin duda debe aparecer el nombre de Manuela Infante con su obra Estado vegetal. Uno de los trabajos más destacados en la escena chilena y cuyo valor ha sobrepasado las fronteras a otros festivales y encuentros teatrales en el extranjero. Con una estética minimalista y el histrionismo deslumbrante de una sola actriz en escena, esta obra logra aburrimiento y alucinación en el público. Como muchas obras de Manuela, el drama produce miles de cosas en el espectador, menos indiferencia. Es simple: te encanta o lo odias.

Uno de los grandes atractivos es la multiplicidad de voces presentadas en el escenario por la actriz Marcela Salinas. Por otra parte, la propuesta muestra nuevas formas de vida en escena y, sobre todo, se abandona la idea de un teatro antropocéntrico.  Podemos decir que el trabajo de Infante es una imperiosa negación de lo que hay de humano en nosotros. Es un tipo de teatro no apto para un público convencional.

EstadoVegetalWEB

2. La Iguana de Alessandra

Uno de los montajes más brillantes de la temporada es La Iguana de Alessandra de Ramón Griffero.  Durante el otoño del presente año, el Teatro Nacional Chileno mantuvo las salas llenas gracias a la hilarante historia, protagonizada por Paulina Urrutia y Pablo Schwarz.  

Todos los espectadores que tuvimos el placer de viajar a través de la imaginería de Alessandra, fuimos parte de un mundo vivaz e intrépido, recorriendo los canales de Venecia, Las Meninas de Diego Velásquez en España, la guerra islámica en Siria, la república popular de Mao Tse-Tung, entre otros parajes.

Otro elemento interesante en la obra del director nacional es la visualidad del espacio, ya que su representación multidimensional permite recrear las ensoñaciones fascinantes de un personaje altamente atractivo para cualquier tipo de público.

La Iguana1

1. Paisajes para no colorear

La gran triunfadora de esta lista es Paisajes para no colorear, obra dirigida por Marco Layera, creada a partir de 100 testimonios de adolescentes chilenas. Cabe señalar que el director en este caso no trabaja directamente, como de costumbre, con la compañía Teatro La Resentida, sino que, para esta realización, se ejecutó una audición, la cual terminó con la selección de 9 jóvenes entre 13 a 17 años para llevar acabo el montaje.

El eje de la acción dramática es la violencia hacia las jóvenes. Como una bomba de colores, las escenas se van presentando al público con una desfachatada alegría en un ambiente sórdido. En resumen, somos espectadores de episodios crueles, los cuales son representados bajo la intensidad del perreo y las estrepitosas risas juveniles.

El trabajo de Marco Layera junto a las adolescentes reflejan un discurso esperanzador para las nuevas generaciones, las cuales son las encargadas de plantear un nuevo paradigma, interpelando a los adultos, quienes nos hemos convertido en cómplices de un sistema abominable.

Esta obra es la mejor de esta temporada, puesto que nos lleva al vértigo como espectadores. Después de verla, el cielo nos puede caer sobre la cabeza. Y el teatro está hecho para enseñarnos esa y otras lecciones. Está hecho para darnos cuenta de que no somos libres y a pesar de eso, algo debemos hacer.

paisajesweb

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s