Música

Recuento 2018: Discos internacionales

Entre la psicodelia, el indie rock, el pop de raíz y el rap, en el año hubo propuestas que marcaron diferentes momentos  de sus creadores. Conoce nuestra selección.

Entre la psicodelia, el indie rock, el pop de raíz y el rap, en el año hubo propuestas que marcaron diferentes momentos  de sus creadores. Conoce nuestra selección.

Por Nicolás Soto y Felipe Retamal Navarro
Ty Segall
Solo o acompañado, Ty Segall sacó nada menos que cinco producciones este año. Foto: Denée Segall

5. Holy Wave – Adult fear

En su cuarto trabajo discográfico, la agrupación oriunda de El Paso, Texas, ofrece una aproximación muy personal a la psicodelia. Los pasajes ambientales y las densas capas de sonido se ponen al servicio de canciones con vocación pop, lo que marca una distancia con el sonido más cercano al surf de sus anteriores producciones. Es un álbum introspectivo, calmo y reflexivo, por ello hay canciones como Habibi – la más larga de la placa- que logra fusionar dos creaciones diferentes. Otras como Dixie cups, de cierto aire ochentero, generan un ambiente dramático, como de noche en un club con luces de neón. En suma, la banda posiciona una propuesta psicodelica fresca y con carácter.

4. Rxnde Akozta – Qué Bolá Asere

Uno de los MC’s más relevantes del Caribe no se ausentó durante el 2018. Con canciones que únicamente su mente cubana podría escribir, como Después,  o Caimanes y Caballos, Akozta reafirma que el Hip Hop Underground de la vieja escuela no muere en una industria dominada por el capitalismo y la música comercial, sino que se va modernizando. Una sutil pero agradable mezcla de estilo, entre ritmos latinos de la isla y lo-fi, específicamente al de Nujabes, Qué Bolá Asere no es un junta y pega todo; hay una identidad con armonía que al escuchar alguna de sus melodías, se bloquea el botón de siguiente canción.

3. Courtney Barnett – Tell me how you really feel

En su esperado segundo álbum en solitario, la australiana dio un paso adelante. Junto al mismo equipo de producción con que trabajó su celebrado disco debut –Sometimes I sit and think, and sometimes I just sit(2015)-, Barnett volvió a entregar canciones sencillas con un sonido que remite al rock noventero, pero a las que sumó mayor consistencia en su trabajo de letras: crítica a los roles de género en I’m not your mother, i’m not your bitch, la superación de la adversidad en Hopefulness o la referencia a la escritora y activista canadiense Margaret Atwood en el single Nameless, faceless. La compositora dio un salto en su carrera y consolidó su propia voz artística con un cierto toque social, que la sitúa como una de las artistas con más proyección en la escena indie rock.

2. Natalia Lafourcade – Musas vol. 2

La mexicana no decepciona y con su nuevo álbum elevó su status dentro de la música latina. En Musas volumen 2, Lafourcade con su inseparable guitarra pone entre acordes y letras lo mejor del folclore mexicano. Con ritmos acústicos y frases potentes, se pudo hacer acreedora del Grammy Latino, el décimo de su carrera, a Mejor Álbum Folclórico. Con casi una hora de canciones con un mensaje duro pero armónico, como un derecho de nacimiento, Alma mía y La llorona, cierran con broche de oro lo que será por un tiempo el último material de la Mexicana Hermosa, quien prefirió tomarse un receso musical después del Musas Tour.

1. Ty Segall – Freedom’s Goblin

En 74 minutos de música, el prolífico Ty Segall ofrece una variada y sólida propuesta de rock en que explora muchas de sus variantes: guiños soul con tintes progresivos en Fanny dog, exploración sónica en Despoiler of cadáver o la sencillez beatlera de Cry cry cry. Pese a sus variados caminos y su extensión -poco usual en la industria musical actual- la placa mantiene su gusto por la melodía y la canción popular bien trabajada, sin perder su esencia garaje. En 10 años de carrera, Segall se ha consolidado como uno de los puntales de la generación de rockeros –junto a Mika Cronin o Kurt Vile-  que han revitalizado el género a punta de exploración hacia otros estilos, evitando concesiones fáciles.

Bonus track

Tokyo Ska Paradise Orchestra – Glorious

Entre tanto K-Pop presente a lo largo del año, TYPO logró abrirse paso desde con su vigésimo primer álbum . A lo largo de sus 33 años e interpretando no solo Ska, sino también Jazz y Soft rock, la agrupación del sol naciente se asimila a un buen vino: con los años se pone mas bueno: asi lo demuestra la armonía y el conjunto de sonidos que la orquesta demuestra en 38 minutos. Te Quiero con Bugalú, Shiro To Kuro No Montuno y True Heart son algunas de las melodías que demuestran una vez más que la música es un idioma universal y que todos entendemos sin saber cómo.

1 comment on “Recuento 2018: Discos internacionales

  1. Pingback: Recuento: lo mejor de 2018 – Yakaranda Magazine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: