Cadenasso: “En la música popular el misterio se ha perdido”

En “Guni”, su tercer disco en solitario, el también integrante de Matorral desarrolló una búsqueda personal y musical basada en el misterio como punto de partida. De sonidos, canciones y la exploración del mundo interior, conversamos con el músico.

Por Felipe Retamal Navarro
Cadenasso22WEB
Fotografía: Camila Cádiz.

Durante un tiempo, Felipe Cadenasso tuvo una inquietud. “Me gusta el jazz de los 60’, Miles Davis y el soul. Entonces sin entender mucho lo que pasaba armónicamente me gustaban las frases de trompeta, por una cosa timbrística”, cuenta el músico. Un día llegó a sus manos un ejemplar del instrumento que había pertenecido a Alejandro Gómez, Perrosky. Tras largas noches de practica en su habitación, logró sacarle sonido. “Me encanta porque me resulta misteriosa, es un instrumento que aún no logro dominar, entonces voy descubriendo cosas”, relata.

La inquietud por incluir sonidos como el de la trompeta, es algo que cruza la música de Guni, el tercer disco en solitario del también vocalista y guitarrista de Matorral. El álbum reúne un grupo de viejas y nuevas canciones que el músico trabajó desde 2014 secundado por Antonio del Favero, también integrante de la banda santiaguina. “La más vieja tiene como 10 años. Otras como Vajilla, Oficios, Humanidades, también tenían su tiempo. Y Altamar, Misty, Salvaje en pie, son más nuevas” cuenta Cadenasso.

Al ser un grupo de canciones muy variadas y surgidas en momentos distintos ¿cómo lograste darle coherencia a ese material?

Creo que por la idea de meterse en un mundo sonoro. Una vez que un tema agarraba forma como que daba pie para pensar en esas soluciones timbrísticas para las otras canciones. Entonces nos gustó que no hubiera tanta guitarra presente, lo que hacía espacio para frases de trompeta, voces, etc. Así las canciones más antiguas me volvían a sonar frescas.

La trompeta está presente en varios temas del disco Esta Roca, Marcia, Altamar

Quería probar otros timbres y que los acordes estuvieran sugeridos por las melodías de otros instrumentos. Era quitar un piso armónico tan reconocible como el de una guitarra y dejarla simplemente haciendo gestos; entran y salen. Entonces el hecho de grabar frases con la trompeta ponía la música desde otro punto de vista.

¿Cuál es la historia de la canción Rock n’ roll? su sonido remite a algo muy diferente al nombre.

Esa es la más antigua del disco. Originalmente se hizo en una guitarra con cuerdas de nylon, con la tercera cuerda afinada medio tono abajo. Es un relato sobre el momento en que descubrí ese estilo de música y me hizo tomar decisiones, es un pequeño homenaje. Descubrir el rock era una cosa que me resultaba muy mística. Entonces la canción habla desde ahí.

El título del disco está basado en el nombre del personaje de la novela Umbral, del chileno  Juan Emar, quien es destinatario de cartas que le escribe el protagonista. “Guni en la novela actúa como un confidente, entonces me hacía sentido para el disco por estas canciones que me acompañaron durante años y con sacar algo del mundo psíquico. Es como una búsqueda hacia adentro”, explica Cadenasso.

Las cosas misteriosas

La búsqueda hacia adentro, la inquietud por el sonido ¿son parte de una necesidad de misterio en tu creación?

Es algo que me interesa mucho. Es un motor para la búsqueda, porque enfrentado al misterio surgen preguntas. Y en términos de experiencias me parece bueno exponerse a cosas misteriosas, a lo que no entendemos. Si nos paramos al mundo desde allí, muchas cosas serían distintas: despertar las ganas de aprender, de informarse.

¿Y en la música?

Sí, se ha perdido el misterio en la música popular. A mi entender, se ha estandarizado a un punto brutal. Muchos de los compositores de hoy no tienen el peso y el nivel de riesgo de otros de antaño que ampliaron las fronteras. Me pasa que escucho música nueva, pongo play, y como que ya sé todo lo que viene. Me interesa la composición para explorar nuevos territorios. Prefiero oír algo y no saber cuándo va a entrar la voz, por ejemplo.

¿En que otros aspectos sientes necesario el misterio?

En el plano ligado a la vida espiritual, porque hoy no hay mucho espacio para eso. Es un poco el mundo interior. Contemplar, hacerse preguntas, los nudos que no se resuelven, las historias que se entrelazan. Son experiencias que son reales pero que no tienen cabida en los medios. No todas las noticias debieran ser sobre índices. No estaría mal comunicar otras cosas, los sueños, u otras cosas.

***

Cadenasso montó una banda de seis integrantes para tocar Guni en vivo en la que, a diferencia de lo que se le conoce, él solo canta y toca frases de trompeta. El resto es una alienación que integran Antonio del Favero en guitarra, Italo Arauz a la batería, Mowat en los teclados, sintes y las voces, Rodrigo Muñoz, en el bajo y Diego Gilabert en drum machine, percusiones y sintetizadores.

¿Qué tal ha sido el paso de soltar la guitarra?

No ha sido traumático. No bailo, ni me muevo mucho, me concentro solo en cantar. En la sala veo como estos seres trabajan y se ponen de acuerdo, y sacan cosas. Ha sido grato ver el proceso.

Para 2019 se esperan las presentaciones de Guni en vivo. Una placa que desde su composición, grabación y ejecución destaca como una de las propuestas más interesantes del año. “Quería que las melodías sugirieran el misterio”, sentencia Cadenasso.

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s