Dreaminder, el paso hacia delante de Magaly Fields

EL álbum satisface las expectativas puestas. El dúo de Tomás Stewart y Diego Cifuentes suena como una banda de nivel internacional, con mucho recorrido, bastantes shows en vivo y una amplia cantidad de trabajo sonoro previo.

Por Pablo Retamal Navarro.

DreaminderWEB

Un trabajo esperado era el segundo disco de Magaly Fields. La banda se había convertido en una de las buenas revelaciones del rock nacional con su debut Chromatic Days (2014). Luego, vino un EP de dos canciones titulado Blended Souls (2015), y enseguida un Split junto a la banda brasileña Water Rats llamado Progressive generation (2017); ambos trabajos mantuvieron los elogios del medio.

Dreaminder (con etiqueta Algorecords) satisface las expectativas puestas. El dúo de Tomás Stewart y Diego Cifuentes suena como una banda de nivel internacional, con mucho recorrido, bastantes shows en vivo y una amplia cantidad de trabajo sonoro previo.

El laragduración parte con una presentación musical del grupo, con un beat muy funk, pero con un poderoso riff, y ello lleva a Fever, el tema que se lanzó como adelanto de este trabajo: una canción poderosa, a un tempo punk pero con mucho rock n roll cincuentero chuckberreano. La gracia es que las distorsiones no chocan ni con el bajo ni con la batería. Todo se escucha y distingue muy bien.

El elepé nos muestra varias sorpresas. La banda demuestra que es capaz de manejar diferentes claves. No es casualidad que hayan abierto con un rock funk, porque nos encontramos con el hip hop en la canción Deep Sur. Sí, porque el invitado rapero Bronko Yotte hace un gran aporte con un rap muy callejero, directo y efectivo. Del callejón, directo a la oreja.

Además, son una banda stoner en el corte Transmission 1. Lento y pesado, lento y real. Largas frases, serpientes con distorsión. Por otro lado, son psicodélicos en Chasing UFO’S; o son cincuenteros, en Outdated; o funkies, en Please Cherry Lee. Todos los tracks les resultan bien tocados, porque se oyen fluídos, constantes, no forzados. Una soltura que solo los múltiples ensayos entregan.

La placa suena impecable, se oye como una banda que cada vez ha ido agarrando más profesionalismo en su trabajo musical. Dreaminder se disfruta al oír.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s