Adiós, Vicente Bianchi

El compositor, pianista y arreglador, fue una figura fundamental en el estímulo y creación artística enfocado en lo chileno. Tonadas a Rodríguez, O’Higgins y la Misa a la chilena, acercaron lo docto a lo popular.

bianchi

En las fiestas patrias de 1955 Vicente Bianchi por fin logró concretar una idea que deseaba probar: musicalizar versos de Pablo Neruda. Sentado al piano con el poema “Manuel Rodríguez”, incluido en el legendario “Canto general” (1950), el músico forjó una alianza artística con el vate que le valió el reconocimiento popular.

Bianchi, fallecido hoy a los 98 años, no se quedó ahí. Creó catorce piezas basadas en los versos del Premio Nobel chileno como el “Romance de los Carrera”(1956) o el “Canto a Bernardo O’HIggins” (1956). En 1998 ganó la competencia folklórica del Festival de Viña del mar con tema “La noche de Chillán“, basada en versos inéditos que le entregó el poeta antes de su muerte. Su alianza fue fructífera y permitió no solo cruzar las artes sino que instalar a Neruda en la cultura pop.

En 1965 estrenó su “Misa a la chilena“, obra que incorporaba ritmos y danzas folklóricas del norte, del pueblo mapuche y cuecas. Tres años después, el cardenal Raúl Silva Henríquez le encargó la composición de una versión musical del Te Deum, la que se estrenó en 1970. Otra de sus obras religiosas fue la Misa de la cruz del sur (1970).

Lo chileno cruzó la obra de Bianchi; participó como arreglista y orquestador de “La pérgola de las flores” (1960), compuso arreglos orquestales de Danzas regionales de Chile para orquesta sinfónica (1996) y compuso cobras como “Canción a la bandera“, “Escenas campesinas“, entre muchas otras.

El músico nació en Santiago el 27 de enero de 1920. Se formó en el Conservatorio de la Universidad de Chile, al que entró a la edad de once años, donde cursó estudios de piano, composición y dirección orquestal. Fue parte de la era dorada de la radio al dirigir las orquestas de de emisoras como Cooperativa, Corporación, Minería y Agricultura. Además trabajó con artistas como Lucho Gatica, el duo Sonia y Miryam y fue el compositor de la música de los himnos de los equipos de fútbol de la Universidad Católica y Universidad de Chile, pese a que era hincha de Colo Colo.

Entre los premios y reconocimientos que obtuvo en vida están el Premio del sindicato de folkloristas en 1996, la Orden al Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral del Ministerio de Educación y el Premio a la Música Chilena, ambos en el año 2000; el Premio a lo Chileno (2004); y el Premio Apes a la Trayectoria (2008) y el Premio Nacional de Artes Musicales en 2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s