“The party”: el juego de las apariencias

Durante una cena se revelan secretos que desatan una tragedia. Desde ese punto la cinta, en cartelera en salas nacionales, discurre sobre las consecuencias de la ambición humana. 

Por Felipe Retamal Navarro
The party 1
Timothy Spall, Cillian Murphy, Emily Mortimer y Patricia Clarkson en un fotorama de The Party

La nueva película de la inglesa Sally Potter – “La lección de Tango”, “Ginger & Rosa”– es una sátira que tiene el mérito de indagar en las miserias y ambigüedades de una elite educada y culta. Janet (Kristin Scott Thomas), acaba de ser designada ministra de salud y por ello ha preparado una cena de celebración en casa junto a sus amigos. Pero la situación se torna tensa y dramática cuando salen a la luz confesiones inesperadas.

La trama pone en juego los valores e ideales de los personajes. Por ejemplo, Bill (Timothy Spall) y Martha (Cherry Jones) son intelectuales progresistas que, de pronto, se ven enfrentados a una vorágine de secretos ocultos y fachadas que no se avienen con su imagen pública. Es decir, hay una tensión entre sus ideas y su praxis. El conocimiento no les entrega respuestas para su propia miseria.

A pesar de que el guion, muy a la ligera, instala en la discusión de los personajes asuntos como la democracia, el valor de la medicina occidental, el feminismo y el poder, el ánimo por mantener ocultas ciertas facetas revela como aún en los círculos más ilustrados existe un cierto apego a las normas y convenciones; en suma, una mirada conservadora en la manera en que se construyen los vínculos sociales.

Janet, interpretada por Kristin Scott Thomas

Casualidad o no, los personajes fuertes de la película son mujeres: la idealista Janet y su contraparte, la cínica y realista April (Patricia Clarkson), la pareja de Martha y Jinny (Emily Mortimer, quien protagonizó “La librería” cuya reseña puedes leer acá), e incluso Marianne, quien es más relevante de lo que parece. Con ellas la discusión parece concentrarse en la situación de la mujer en los espacios de poder, pero las maquinaciones acaban por dejar en un segundo plano esta faceta que pudo desarrollarse con mayor profundidad.

Más allá de los conflictos puntuales, la historia se desarrolla en torno al precio del éxito, y como éste pasa factura a personas tan diferentes como Bill, un intelectual, y a Tom (Cillian Murphy), un especulador de las finanzas egoísta e histérico. Esa tensión, es la que sostiene todos los tejemanejes que desatan la tragedia

La cinta tiene una factura muy sobria. Pocas locaciones (las habitaciones de una casa), el uso del blanco y negro que aporta dramatismo, la música jazz que da el tono sofisticado y snob a los personajes, los largos diálogos que a ratos le dan un aire teatral –recuerda a otras cintas como “Un dios salvaje”, de Polanski- y la narración que discurre rápido, aunque a ratos algo predecible. Pese a ello logra mantener la tensión y el interés del espectador.

The Party está en cartelera de los cines Hoyts y en Cine El Biógrafo de barrio Lastarria.

Ficha Técnica

The Party

Año: 2017

País: Inglaterra

Duración: 71 minutos

Dirección: Sally Potter

Guión: Sally Potter

Fotografía: Aleksei Rodionov

Elenco: Kristin Scott Thomas, Timothy Spall, Patricia Clarkson, Bruno Ganz, Cherry Jones, Emily Mortimer y Cillian Murphy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s