Cuando ellas toman las baquetas #2

Féminas en la música hay muchísimas, varias han elegido sentarse tras la nave y han destacado por su trabajo. Dejamos una segunda parte de esta selección.

Por Pablo Retamal Navarro.
georgiaHubley
Georgia Hubley, de Yo La Tengo.

Patty Schemel

Fue la baterista titular de la banda grunge Hole entre 1992 y 1998, es decir, la etapa dorada del conjunto dado el éxito de los álbumes Live Through This (1994), y Celebrity Skin (1998). Schemel fue fichada tras ser recomendada por el mismísimo Kurt Cobain, pues el autor de On a plain la había considerado tiempo atrás para reemplazar a Chad Channing en Nirvana, aunque el elegido en esa ocasión fue David Grohl.

Nacida en Marysville, Washington. Sus golpes certeros y potentes le dieron la fuerza necesaria a unas canciones que se encontraban a medio camino entre el noise y el punk melódico.

Su estilo es de patterns simples, pero tocados con furia, muy en la línea del hard rock.

Tras el final de Hole, fue la mujer tras los tambores para la banda de apoyo de Courtney Love, y en las bandas Green Eyes y actualmente en Upset.

Georgia Hubley

Es la mujer tras la nave en el grupo indie estadounidense Yo la tengo, del cual es miembro fundadora. Es de las pocas bateristas zurdas que se pueden encontrar en la escena musical.

En una entrevista al sitio tom tom mag.com contó que en un principio montaba el kit como derecha y luego debió invertirlo.

Creo que siempre supe que era zurda, como la parte superior del cuerpo, pero empecé usando el pie derecho para el bombo. De alguna forma me di cuenta de que eso no iba a funcionar. Ya había hecho algunos progresos con el pie derecho así que estaba algo desanimada, pero realmente no había llegado tan lejos. Entonces, mi actitud fue “tienes que empezar de nuevo”, así que puse mi pie izquierdo para el bombo“, señaló.

Su performance se destaca por ser muy creativa, se adapta perfectamente a la intención, ambiente y textura de cada canción. Puede tocar con plumillas, mazos, con o sin la bordona del tambor, a veces combinar baquetas y mazos, etc. Es una baterista de composiciones, siempre apunta a lo que necesita en cada canción. Entiende que la batería antes que todo es sonido. Además, a veces canta.

Meg White

Megan Martha White fue la encargada de los tambores en The White Stripes, el recordado dúo garage rock que a principios de la década del 2000 marcó una etapa con su rock sucio y directo.

Tal como John Bonham, Meg solía utilizar una batería Ludwig y platillos Paiste. Su forma de tocar recuerda a la de Bonzo, con patterns muy sencillos, pero tocados con fuerza y potencia. Llama la atención que también manejaba bien las dinámicas, es decir, en ciertos momentos ejecutaba suave y en otros más fuerte (un claro ejemplo es el tema Hotel Yorba). Además, es inevitable escuchar canciones como Seven nation army, Fell a love with a girl o The Hardest Button to Button y no mover el pie. Es una baterista que emociona, que hace que el oyente se involucre.

Tras el fin de The White Stripes (en 2011), Meg se ha mantenido en un cuidado anonimato, alejada del circuito musical.

En una entrevista con la revista Rolling Stone, el exbaterista de Nirvana, Dave Grohl señaló que “es bonito oír baterías como Meg White, una de mis baterías favoritas de todos los tiempos. Nadie toca la batería así“.

Allison Miller

Un nombre destacado en el jazz es el de Allison Miller. La neoyorkina es una músico de sesión que ha participado en grabaciones con artistas como Ani DiFranco, Natalie Merchant o Erin McKeown. Además, tiene cinco elepés solistas de los cuales hay que mencionar Boom Tic Boom (2010), un neoclásico de referencia obligada para los seguidores del ritmo sincopado.

Su estilo se basa mucho en el fraseo, algo difícil para cualquier baterista pero que a ella le fluye de modo muy natural. Es un estilo muy melódico. “Baso todo en la melodía. Es la forma en que toco de forma natural, es cómo escucho la música. Cuando comencé a enfocarme en la melodía, aprendía las melodías de Monk en la batería y solo salía de allí solos“, señaló en una entrevista con el sitio all about jazz.

Edita Rojas

Conocida como la actual baterista de Electrodomésticos, se unió al grupo para el álbum La nueva canción chilena (2004). Tocó además en las agrupaciones Índigo y Mamma Soul, también en la banda de Juan Ayala y en el conjunto Fuma y baila.

En entrevista con La Tercera contó sobre su acercamiento al instrumento: “Empecé a aprender guitarra pero fue un desastre. Caché que la motricidad fina no me acompaña mucho, y por ahí de repente típico que conoces a un amigo que tiene una batería, y me dieron ganas de empezar a tocar. Me importó muy poco que fuera un instrumento más masculino, no tuve rollo con eso, en mi familia tampoco, no me pusieron ningún atado”.

Tomó clases con varios profesores, entre ellos, el legendario Tilo González (Congreso).

Su forma de tocar es muy sólida, pues tiene un sonido claro, se adapta muy fácilmente a varios estilos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s