“Cargo”: una razón para sobrevivir

La nueva película de Netflix nos muestra un mundo post apocalíptico en el que convergen aborígenes y muertos vivientes.  

Por Gerardo Abbá

Martin Freeman in Cargo (2017)

Estrenada originalmente el 6 de octubre de 2017 en el Festival de Cine de Adelaide, y basada en un cortometraje homónimo dirigido por Yolanda Ramke y Ben Howling, la película presenta a Andy (interpretado por Martin Freeman), un hombre desesperado por encontrar refugio para su pequeña hija después de haber sido infectado por un virus mortal y con sólo 48 horas de vida restantes. Aterrado por esto, viaja buscando quién pueda cuidar a su bebé.

A su vez, una niña descendiente de aborígenes australianos llamada Thoomi (interpretada por Simone Landers) huye de su familia y su comunidad en búsqueda de una cura para su padre, quién fue convertido en zombie.

Rosie, Andy y Thoomi

Con una banda sonora bastante peculiar, la cinta mezcla música tradicional australiana y música instrumental, lo que genera una ambientación llamativa y atractiva en el espectador. Logra generar suspenso en escenas clave y armonizar el paisaje mostrado.

Un factor importante en la película es la fotografía. Se enfoca en mostrar la belleza de los paisajes australianos, lo que da mucha relevancia a la historia y genera la sensación de “alargar” el viaje encaminado por los protagonistas.

No hay un esfuerzo por parte del antagonista para producir en el espectador un rechazo. Es más, la poca participación de éste lo deja como un personaje secundario más, y su relevancia en la película es poca.

Hablar de zombies actualmente es bastante polémico. Hay a quienes les gustan y hay quienes están aburridos de ellos. Teniendo en cuenta el tiempo con el que el cine de terror ha trabajado en este concepto sin un desarrollo más profundo que el realizado por el director George A. Romero en películas como Night of the Living Dead (1968), o la propuesta entregada por el director Danny Boyle en el filme 28 Days Later (2002) es comprensible que el espectador quiera más y no se sienta satisfecho con lo que ve.

Sin embargo, aquí vemos una historia diferente ya que el relato se centra más en un protagonista con un objetivo el cual deja la pandemia ocurrida en segundo lugar, muestra la zombificación como la patología que es (al mostrar síntomas y efectos de la infección), y no como un evento sobrenatural. Todo esto combinado con una estética que incluye parte de la cultura de los nativos, un poco de mitología y costumbres casi perdidas en la actualidad da como resultado un thriller bastante fácil de entender y disfrutar.

Imagen relacionada

Cargo muestra una historia de muertos vivientes poco común. Deja de lado a las hordas enfurecidas por carne humana para centrarse en la adversidad de un padre por proteger a su bebé y asegurarse de que ella viva cuando él ya no esté. Muestra la perspectiva de una persona infectada y cómo cambia todo sabiendo que su muerte es segura.

Tiene un gran cuidado en los detalles, logra convencer con la buena calidad del maquillaje y la post producción de audio. Se cae en los tiempos, ya que no hay mucha verosimilitud con la cantidad de acciones y las horas que transcurren en la historia.

¿Es recomendable? Por supuesto.

Ficha Técnica:

Título: Cargo
Estreno: 18 de mayo
Dirección: Yolanda Ramke y Ben Howling
Guión: Yolanda Ramke
Producción: Russell Ackerman, Kristina Ceyton, Samantha Jennings, Mark Patterson
Reparto: Martin Freeman, Anthony Hayes, Susie Porter, Caren Pistorius, Simone Landers, Kris McQuade
País: Australia
Duración: 104 minutos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s