Carlo Urra, director teatral: “Siempre he intentado generar obras masivas”

El dramaturgo cuenta cómo ha sido el montaje de Romeo y Julián, una reescritura del clásico de Shakespeare. También relata las dificultades de la puesta en escena y los motivos por los cuales esta historia es necesaria.

Por Pablo Retamal Navarro.
romeoJulian2WEB
Fotografía por Carla Hidalgo. Facebook Legión escénica de Chile.

Por estos días, el dramaturgo y director teatral Carlo Urra se encuentra dirigiendo la segunda temporada de su obra Romeo y Julián, que se está presentando en el Teatro Camilo Henríquez con buena cantidad de espectadores.

La verdad es que problemas de público no hemos tenido. Este año, la platea baja ha estado en su mayoría llena todos los días, y en la platea alta un par de días hemos tenido como 20 personas. Pero igual sigue siendo una cantidad de público muy notable el que va a ver la obra”, señala Urra.

El montaje es una reescritura del clásico de William Shakespeare, y tiene como objetivo llegar a la mayor cantidad de gente posible, sobre todo acercarse hacia aquellas personas que no son asiduas al teatro. “Siempre he intentado generar obras masivas. Todos saben de qué se trata Romeo y Julieta, que es una obra de amor trágico. Entonces, la gente se permite ir imaginando que ya conoce algo de lo que va a ver”, agrega Carlo.

Es por esta intención de masividad es que Urra, en conjunto con su compañía Legión escénica de Chile, tomaron la decisión de incluir muchos elementos de la cultura pop en el desarrollo de la obra. Por ejemplo, la música techno en la escena de la fiesta, los vestuarios coloridos y muy actuales diseñados por Jota Gallardo, o la sentida interpretación de una canción de The Smiths por parte de la actriz Mariana DiGirólamo.

Para que Romeo y Julián viera la luz, Carlo debió pasar por todo un proceso previo, donde la mayor dificultad fue el tema económico.

Postulé a un Fondart junto a los actores y resto del equipo de la compañía, pero no lo ganamos, dijeron que no valía la pena hacer una obra de esta temática, jajaja. Por eso, pedí un crédito en un banco privado con que se pagaron la sala de ensayo, la realización de la música, de los vestuarios, afiches y objetos para la puesta en escena”, asegura.

Además, Urra debió pedirle a los actores y actrices que ensayaran sin cobrar a cambio del borderó, cosa que asegura ha resultado gracias a la comprensión de éstos.

Es una situación precaria en nuestro medio, pero es la situación de Chile en general. Hago un llamado abierto porque hay insistencia del público de regiones por ver la obra y no hemos podido sacarla de Santiago porque es caro, hay que pagar muchos pasajes (son 20 personas), fletes”, añade.

¿Por qué es necesaria una historia como esta?

Yo soy de la idea de que todas las personas somos diversas y que no debiéramos tener agrupaciones de ningún tipo porque cada quien ejerce su sexualidad de manera privada y según su interés. Este tipo de obras son necesarias para visibilizar la diversidad como algo natural, como algo por lo que no debiera ser necesario abogar”.

Romeo y Julián continuará en cartelera de la sala Camilo Henríquez (Amunátegui 31, Santiago) durante todo el resto del mes de mayo, con funciones entre los días miércoles y sábados a las 20:00 horas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s