Películas clásicas: Manhattan

El filme de Woody Allen (1979) cae en normalizar situaciones que en estos días causarían controversia y en defender valores superficiales y a veces hasta frívolos. Como si la vida fuese un juego caprichoso.

Por Pablo Retamal Navarro.

ManhattanSUrWEB

Isaac Davis (Woody Allen) es un cuarentón divorciado que detesta su trabajo, tiene una relación con una chica de 17 años llamada Tracy (Mariel Hemingway), le da consejos de vida amorosa a su amigo Yale (Michael Murphy) y sobre todo, ama Nueva York.

Hasta ahí, pareciera que la historia que nos narra Manhattan (1979) es como cualquier comedia romántica filmada en Hollywood. Sin embargo, viendo el largometraje en estos tiempos, y tras el destape de acusaciones de abusos sexuales en la industria del cine estadounidense, nos damos cuenta cuan normalizado era en su época el hecho de que una persona mayor de edad tuviese relaciones afectivas/sexuales con una menor. Es decir, Allen pudo realizar un celuloide con ese hilo argumental y nadie pareció tener problemas con ello.

Lo más increíble es que el mismo Allen repitió en la vida real casi el mismo patrón de su película al iniciar una relación con la joven Soon Yi, su propia hijastra (hija adoptiva de su entonces esposa, Mia Farrow).

Isaac trata con desprecio a Tracy, y esta no se da cuenta de la situación o la aguanta solo porque está muy enamorada del hombre. Sin embargo, cuando Davis conoce a Mary Wilkie (Diane Keaton) todo cambiará. Se darán vueltas las relaciones entabladas entre amigos, esposos y novios. Se genera una sensación en el espectador de que el amor es simplemente un juego caprichoso en el que vale poco el compromiso. Observamos en ello quizás la visión de Allen acerca de los lazos afectivos.

También hay un elemento elitista, puesto que todos los protagonistas viven de manera relativamente acomodada. La pobreza y la marginalidad no aparecen en la cinta. Se nos muestra a los personajes viviendo dentro de unos valores superficiales y a veces hasta frívolos. Como que si vida fuese un juego caprichoso.

Desde el punto de vista de la forma, es interesante la decisión de narrar toda la historia en formato blanco y negro, el cual le da dramatismo a las imágenes, aunque a veces este mismo elemento queda de lado por la liviandad con que se desarrolla el filme a ratos.

Manhattan ganó un BAFTA a la Mejor película y un Cesar como mejor Película extranjera. Recibió buenas críticas en su tiempo, pero claramente es un trabajo que se debe observar con atención respecto de los supuestos que defiende el director.

FICHA TÉCNICA

Manhattan
Director: Woody Allen
Guión: Woody Allen, Marshall Brickmann
Elenco: Woody Allen, Diane Keaton, Michael Murphy, Mariel Hemingway, Meryl Streep.
Duración: 96 minutos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s