¿El rock ha muerto? No, de ninguna forma

Basados en los rankings de venta y en la última edición de los premios Grammy, se han levantado voces que argumentan que el rock está viviendo un período de baja. Sin embargo, esa gente se basa en argumentos financieros y no artísticos.

Por Pablo Retamal Navarro.
Boogarins
Boogarins, la banda brasileña originaria de Goiania que ha demostrado que la creatividad en el rock está intacta.

Enero 2018, entrega de los premios Grammy. La ceremonia donde la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación de Estados Unidos premia a lo mejor de la industria musical en una ceremonia televisada. Este año, lo que salió en pantallas fue la entrega de nueve premios, en su mayoría ligados al pop y al hiphop, los relacionados con el rock se entregaron previo a la transmisión.

Este hecho, curioso, motivó a varios medios a lanzar la tesis –aunque ya siendo vociferada desde hace un par de años- de que el rock está muerto como género y que hoy solo son rentables el pop y el hip hop. Añaden que en los principales ránkings de ventas de discos, (como el Billboard) el rock no aparece en los destacados.

¿Son estos dos argumentos suficientes para faltarle el respeto al rock? Claramente no.

Los ránkings de venta –en la realidad 2018- no tienen importancia alguna. Desde principios del 2000, con la aparición explosiva de internet y la música descargable, la venta de discos ha ido bajando a niveles nunca antes vistos. Tanto así que obligó a que las principales entradas de dinero de los músicos sean los recitales. También los derechos de autor en las radios, pero hay tantas radios como nichos existen en la música, por lo que tampoco es un indicador decisivo que un tema suene mucho en una radio. Solo indica que tiene presencia en un determinado nicho que cubre esa radio.

Si se insiste, podemos aceptar que solo la irrupción del vinilo en los últimos años le ha dado un respiro a la industria, pero curiosamente, ahí manda el rock. Y no solo con sus clásicos incombustibles, sino que también artistas actuales. Jack White, por ejemplo, con su disco de 2014 (Lazaretto) se convirtió en el vinilo más vendido de Estados Unidos entre 1994 y 2014, es decir, el más comprado en veinte años.

Entonces, declarar la muerte del rock solo por términos de venta responde más bien a lógicas caprichosas, sin fundamento y que pretenden mañosamente crear una percepción unívoca del mundo musical.

El talento manda

La discusión debe hacerse en términos de lo que realmente hace diferencia en la música: talento, y este se ve reflejado en la creatividad, es decir, la capacidad de no repetirse sin perder identidad. Seamos claros, el pop no ha dado muestras en este sentido, hoy se usan siempre los mismos patrones: exceso de agudos y de compresión, grabaciones secas, las mismas estructuras reiterativas y pegajosas, letras melosas sin mayor craneamiento. Todo muy plano y abusando del ritmo, sin ganas en sorprender en las armonías y melodías. No hay riesgo, todo sobre seguro, siempre se ha hecho así en el pop.

Esta gente debiera mirar lo que están haciendo las bandas actuales de rock, que no se conforman con solo tocar quintas: hay propuestas que pretenden ir más allá. Ty Segall acaba de sacar un álbum doble (cosa impensada para el pop) donde explora una variedad de géneros sin perder su energía fuzz que lo caracterizan. Thee Oh Sees con su último disco, de 2017, demostraron que no solo saben hacer rock de garaje, también se manejan en la psicodelia, en alargar partes instrumentales, en sorprender con pasajes soñadores. Boogarins, demuestran que el rock sicodélico y el bossa se pueden llevar bien; Tame Impala con sus primeros álbumes marcaron un hito; Black Angels presentó un álbum sólido en 2017, donde no solo hay rock y fuzz, también nuevas estructuras y sorpresas.

El rock ya no es esa caricatura de Angus Young haciendo el paso del pato con canciones a la vena, ahora, es una expresión de creatividad, de querer ir más allá, de apostar por conseguir nuevos sonidos y formas de hacer canciones. Porque hay talento. Es el único lugar en la música actual donde no hay homogeneidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s