Wrong Creatures: lejos de los hits, cerca de lo auténtico

El nuevo álbum de Black Rebel Motorcycle Club explora en el sonido denso, rockero y oscuro que siempre ha caracterizado al grupo, pero hay nuevos detalles que lo hacen un álbum interesante.

Por Pablo Retamal Navarro

BRMC

Un regreso que venía esperándose desde hace tiempo, era el de la banda californiana Black Rebel Motorcycle Club. Su anterior álbum, Specter at the feast (2013) fue muy bien recibido, entonces las expectativas con este nuevo trabajo titulado Wrong Creatures eran altas. En general, cumple. No es lo mejor que han hecho, pero tiene elementos interesantes.

Considerando que la banda pasó por momentos difíciles tras la delicada cirugía al cerebro a la que tuvo que someterse la baterista Leah Shapiro producto de la malformación de Chiari, y los momentos personales difíciles del guitarrista Peter Hayes, estaba claro que lo nuevo no iba a estar en la línea del rock n roll rápido con que debutaron en el 2000, sino que algo que continuara el camino trazado. De ritmo pausado, sin tanta agresividad, pero rockero y oscuro.

Hay canciones largas, con pasajes instrumentales extensos. King of bones es ejemplo de eso. También Haunt, Ninth configuration, Circus Bazzoko (con una llamativa introducción de órgano) o Question of faith (con un coro muy repetible y que a ratos es muy sicodélica). En esos pasajes hay atmósfera, densidad, oscuridad y pesadez. Es una idea que viene de la psicodelia y algo que la banda no había explorado tanto en sus otros trabajos y que es por donde varias bandas rockeras han empezado a buscar. Es cosa de escuchar los últimos discos –por ejemplo- de Black Angels o Thee oh sees. En ningún caso eso es un punto en contra, sino que muestra la intención de ir siempre un paso más allá y que no se está dispuesto a ceder en la autenticidad. BRMC ni es una banda que vaya a caer en la moda.

Hay momentos más salvajes, como del BRMC más clásico, como Little thing gone wild, o Spook donde se deja ver el gusto por el blues, el garaje, el rock sucio tipo Brian Jonestown Massacre o Jon Spencer Blues Explosion. Esa es la marca de la casa.

El álbum no tiene grandes hits, excepto con Echo. Lejos la mejor canción del disco. Posee ese aire de mística que tienen varios temas de la banda. Ese aire oscilante, denso, oscuro, envolvente, sicodélico, y con un coro pegote le da un toque especial a la canción. Es como una canción prima de la ya clásica Love Burns.

En definitiva, Wrong creatures es un buen disco, es lo que se esperaba que BRMC podría entregar, con una producción correcta de Nick Launay (Arcade Fire, Lou Reed, Yeah Yeah Yeahs). No están los himnos del álbum debut ni del Take them on, on your own, pero es un álbum que el melómano rockero va a disfrutar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s