Adios, Dolores O’Riordan

La potente voz de los Cranberries deja una vida marcada por la sensibilidad y el exceso.

Por Felipe Retamal Navarro

dolores-oriordan-1994

 

Hoy Dolores O’Riordan ha muerto a los 46 años en Londres. No hubo mayor explicación más que una escueta y enigmática frase: “fue una muerte sorpresiva”.

Irónicamente esa frase puede resumir su trayectoria.

Lo cierto es que Dolores siempre jugó al misterio, luchó por tener una voz por sí misma y se rebeló ante los cánones establecidos para la mujer en la industria discográfica.

Por ello llevó el pelo muy corto y evitó el vestuario muy femenino y colorido. Además sus letras a menudo vilipendiadas, sin dudas escapaban del enfoque convencional (por ejemplo, en “Linger”: “Oh, I thought the world of you/I thought nothing could go wrong/But I was wrong, I was wrong”).

A pesar del desdén de la prensa musical inglesa para con Cranberries –por entonces, medios como NEMS estaban a caballo con el brit pop-, la imagen de Dolores, vulnerable y sensible no pasó desapercibida en USA cuando “Linger” y “Dreams” – singles de su primer disco “Everybody else is doing it, so why can’t we?”- se convirtieron en los puntales de una fama que les acabó por llegar con su exitoso segundo álbum “No need to argue” (1994).

Asimismo los hits de la banda no eran canciones tan convencionales, pues muchas no tienen estribillo y las métricas suelen ser irregulares -la misma “Ode to my family” es un ejemplo-.  Sus primeros dos discos fueron grabados junto a Stephen Street, el productor y coautor de los primeros años de Morrissey. Es decir, tenían claro su estilo, sus gustos y tuvieron el mérito de ser fieles a si mismos.

Pero ese reconocimiento tuvo sus costos. Dolores siempre pareció incómoda con la exposición y la fama. En 1996 canceló la gira de promoción de “To the faithful departed” en medio de rumores de crisis nerviosa. No sería la primera vez. Años después reconocía que en esos días aciagos solo consumía café y cigariilos.

Al parecer, los años tampoco calmaron las cosas. En 2007 ya había cancelado varios conciertos de su gira como solista que la trajo por primera vez a Chile –en un repleto Teatro Caupolican- y muchas entrevistas solían acabar de manera abrupta si se sentía incómoda.

Cabe recordar que en Enero de 2010 The Cranberries debutó en Chile con un concierto muy celebrado.

Años después, en 2014 la irlandesa fue detenida en Dublin tras darle una patada a una azafata en un confuso incidente, el que fue aclarado por su madre quien declaró que la cantante tenía depresión.  En 2016 debió pagar 6000 euros por escupir y dar una cabezazo a un policía tras ser detenida en un avión. Al año siguiente ella confirmó que padecía de trastorno bipolar y en algún momento también reconoció sufrir abusos sexuales en su niñez.

Al parecer, con Dolores no había puntos medios.

Su voz, sobrecogedora, deudora del rock/pop alternativo inglés de mediados de los 80 –y sí, no nos olvidamos de Stevie Nicks o Karen Carpenter-, fue el sello de una buena cantidad de hits que claramente no pasarán al olvido.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s