Mala Junta: el viaje inconcluso

Mala_junta

Mala Junta es la película debut de la cineasta Claudia Huaiquimilla, y mezcla dos mundos en una misma historia: por un lado la marginalidad del mundo popular, alejada de la educación formal, cercana al mundo delictual y por otra parte, el conflicto mapuche. Ambos son representados alegóricamente por los personajes de Tano (Andrew Bargsted) y Cheo (Eliseo Fernández).

Tano es enviado a vivir junto a su padre a una localidad rural de la región de la Araucanía por haber cometido un delito, y así evitar ser enviado al SENAME. En el lugar, conoce y entabla amistad con un joven mapuche tímido y sin carácter llamado Cheo.

Ambos son de mundos radicalmente diferentes, pero no contrapuestos, lo que genera algo que se presume obvio en el transcurrir de los minutos: la complementaridad.

La estructura no es novedosa, apela a un recurso muy clásico del cine: el viaje del héroe que busca redimirse. Ambos personajes centrales pasan por ese proceso. Lo curioso es que finalmente es el espectador quien debe decidir qué tan redimidos quedan ambos respecto a cómo se iniciaron al comienzo del relato, es decir, si el cambio generado en los personajes fue algo positivo ó negativo. La película no termina por entregar un juicio definitivo al respecto, es un viaje inconcluso. Solo una cosa queda clara: ni Tano, ni Cheo vuelven a ser los mismos.

Tangencialmente, se tratan aspectos como la pobreza, el desencanto, el bullying, la falta de oportunidades para los jóvenes, las fallas de las institucionalidades. Se hace de manera capsulada, y no sobrecarga el nudo central de la trama, que se mantiene inalterable. Buen trabajo en el guión al respecto.

Las actuaciones de Bargsted y Fernández son convincentes y entusiastas, lo mismo ocurre con el personaje de Francisca Gavilán. En deuda, un muy poco creíble Francisco Pérez-Bannen como el papá de Tano. Su rol es frío, sin alma ni cuerpo, es como ver un desempeño estándar, es ver a sus personajes de las teleseries de TVN.

La película peca de cierto contenido naturalista, es decir, hay una tendencia peligrosa al determinismo. Nos muestra que para el joven Tano, oriundo de la marginalidad santiaguina, el único camino posible es ser delincuente y un paria social; y para Cheo, el único camino por ser mapuche es vivir pobremente en el campo y participar de los ataques a camiones en las carreteras de Arauco. Al ser personajes alegóricos y con entornos populares y marginales, el riesgo a la caricaturización es alto, y en este caso, pese a los esfuerzos del guión, ese riesgo no queda completamente salvado.

Es una buena película, tiene agilidad y ritmo, recomendable para ser una ópera prima, pero en ningún caso una cumbre en el cine chileno. A futuro la producción de Huaiquimilla debiera considerar hacer los ajustes necesarios para evitar los elementos deterministas y naturalistas y mejorar mucho la elaboración de guión y el casting actoral.

 

Por Pablo Retamal Navarro.

 

FICHA TECNICA

Mala Junta

País: Chile

Dirección: Claudia Huaiquimilla

Reparto: Andrew Bargsted, Francisco Pérez-Bannen, Eliseo Fernández, Ariel Mateluna, Francisca Gavilán, Sebastián Ayala, Rosa Ramírez, Alex Quevedo, Ignacia Uribe y Verónica Medel.

Duración: 90 minutos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s