Modern life is rubbish: el puente

modern_life is rubbish_cover_big

En 1993 Blur lanzaba su segundo disco, Modern life is rubbish, el trabajo significó un puente entre lo que venían desarrollando anteriormente (con su primer disco, Leisure) con lo que vendría después (los súper ventas Parklife y The great escape).

Con canciones como “For Tomorrow”, “Star shaped” ó “Chemical world” el cuarteto mantenía algo del sonido que hasta entonces más se les conocía. La influencia shoegazing, sicodélica y rave que venía claramente de los Stone Roses y del Madchester; las letras melancólicas y costumbristas, la voz melódica de Damon Albarn –muy en línea con la tradición británica inaugurada en los 60’s- y con mucho efecto para darle un aire de lejanía.

Sin embargo, también aparecieron las distorsionadas guitarras de Graham Coxon, muy en sintonía con el grunge y el indie de Estados Unidos, pese a que la banda había desarrollado un espíritu anti yankee a propósito de su gira a ese país, la cual había resultado difícil pues no tuvieron la recepción que esperaban. Así se ve en temas como “Colin Zeal”, “Oily water”, ó el single que precedió al disco, la frenética “Popscene”, que inexplicablemente no fue incluída en el álbum

Otro lugar es el ritmo. Con este álbum comenzaron a mostrarle al mundo las primeras canciones vertiginosas y bailables que después los harían estallar y serían casi una marca registrada del britpop. “Sunday sunday”, es un tema que podría estar en el álbum “Parklife”; y su video tan típicamente inglés insinuaba ya el concepto que venía. “Villa Rosie” ó “Coping” también se anotan en esa cuerda.

El disco fue producido en mayor parte por Stephen Street, el eterno productor de la banda. Pese a los reclamos de la discográfica que los editaba en USA, el sello SBK, para que el disco se rehiciera con la mano de Butch Vig, el grupo se mantuvo firme en su apuesta. El disco era una amalgama de ideas, que sin ser el mejor álbum de la banda, actuó como la necesaria transición hacia el camino que tenían que seguir. Y el destino era grande.

Por Pablo Retamal Navarro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s