Darling o el sol para llevar

realestate_mlns-1-1170x780Cuando en un rincón del mundo twitter leí que Real Estate lanzaban un tema nuevo, me sentí feliz. Siempre es bueno el reencuentro, pensé, y sin más lo busqué, lo escuché y me gustó. Las engañosas expectativas salieron colmadas y felices. Tanto así que me lo repetí varias veces, tantas como un shot de compulsión lo permite. Tantas como el fanatismo resiste.

Le tengo cariño a Real Estate. Me caen bien. Siempre me han parecido un grupo de nerds sin más pretensión que la de hacer buenas canciones. Pero, ante todo, su música me suena tan playera y suelta que me relaja. Debe ser porque siempre me ha gustado el mar. Debe ser porque me gusta el sol, y el que me dé y no le pida sufrirá de amor.

“Darling” me gustó porque ofrece ciertos elementos musicales que la banda no había explorado, tales como la introducción instrumental muy larga de casi 1.30 min y patterns de batería algo más variados. Mientras otros suenan más familiares, pero a la vez frescos, tales como los arpegios de guitarra, y el sonido muy limpio que la banda ha desarrollado con el tiempo. El equilibrio del todo es notable.

La canción además cuenta con algunos detalles. Se trata que cada cosa tiene su momento: las frases y colchones de teclado, las guitarras algo arremolinadas, arpegios con vibrato, los ruidos caballunos en el video. Tal como esos viejos temas del mejor período de los Beatles o los Beach Boys (65-67), en que alternan guitarras, percusiones, orquestas, todo en pos de una experiencia sonora.

Una historia sobre esperar es la que canta Martin Courtney en el tema: “The black and yellow finches/That nest in our new front/Were chained upon our front porch/Wait for the warm sun to return/Impatiently, as I wait for you”. Una espera matizada con recuerdos en que la nostalgia y las imágenes de la naturaleza transmiten inocencia y optimismo, muy propios de los textos de Courtney. Quizás debería leer “La vida privada de los árboles” de Zambra, como buen ejemplo de historias de espera.

“Darling”, es el primer adelanto de “In mind”, el nuevo disco que será editado el 17 de Mayo vía Domino Records. Y mientras el sol se pone en el horizonte que el humo ha escondido, el tema me sigue entregando aquello que la banda me genera desde que les descubrí con “Beach Comber”: el verano que no quiero dejar, el sol que siempre quiero llevar, el optimismo creíble.

16179126_1769840463029670_2900258771256691002_o

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s