“Rogue One”: el regreso de la mística

jyn-erso-rogue-one

“Rogue One”, spin off del universo Star Wars logra recuperar parte de la mística de la saga original, a la vez que entretiene y colma la nostalgia, aunque con ciertos baches.

En “A New Hope” (Episodio IV), se cuenta que los rebeldes tenían en su poder los planos de la Estrella de la muerte, una estación de enorme fuerza destructora. Alguien pensó que sería buena idea relatar en un spin off cómo se obtuvieron esos planos, y de paso, retomar la franquicia de Star Wars. Esa película es “Rogue One”.

Y aunque no tenga la frescura de la trilogía original, la nueva película del universo creado por George Lucas, sí logra algo que la segunda trilogía no pudo: retomar la mística de la saga. En efecto por largos pasajes, especialmente hacia el final,  el espectador empatiza con la motivación de los rebeldes, y se convence de estar viendo una película de Star Wars.

rogue-one-teaser-trailer-tallEl diseño y la ambientación también hacen lo suyo: por momentos la pantalla se llena de stormtroopers, cazas imperiales y naves que no se habían visto desde la trilogía original. Incluso las apariciones de algunos personajes clásicos (Darth Vader aterrador como nunca desde “The empire strikes back”) ayudan a fortalecer la nostalgia y  sentir la emoción de la trilogía original; se trata de ese sentimiento de comodidad que sin duda es agradecido por el fanático.

También se debe considerar que la trama, pese a ser muy acotada, tiene ciertos guiños a las historias originales: la historia de Jyn Erso y la relación con su padre Galen (un científico que alterna su lealtad entre los rebeldes y el imperio) por momentos recuerda a la relación filial que la trama original presenta (con más profundidad) entre Anakin y Luke Skywalker, específicamente en el ámbito de la redención. La diferencia es que al tratarse “Rogue One” de un episodio unitario, esa historia no tuvo un desarrollo que quizás merecía.

Por otra parte, y probablemente por exigencias comerciales, hay un exceso de personajes; unos aparecen y desaparecen, pero el foco está centrado en el equipo que intentará la hazaña de obtener los planos. Se trata de un grupo de personajes diverso, sin gran carisma, pero de los que no hay mayor profundidad.

Por ejemplo, Chirrut, un monje ciego cuyo único rol en la trama es ser un vínculo muy difuso con la religión jedi y la creencia en la fuerza. Su contraparte, es su compañero Baze. Además está Cassian Andor, un frío y comprometido oficial rebelde, que es el opuesto de Jyn, quien es huraña, esquiva e indisciplinada.

La interacción de los humanos con la tecnología, tema que la saga siempre ha desarrollado, recae en el robot K2SO, un locuaz droide que al menos en esta ocasión no fue puesto para generar simpatía entre los espectadores (el caso de BB-8 en “The Force awakens”).

Además a ratos hay muchas explicaciones; la película se detiene en recovecos llenos de tecnicismos y discusiones de estrategia que le quitan ritmo. Quizás ello contraste con los electrizantes 40 minutos finales que transcurren rápidos, intensos y muy fluidos.

En definitiva “Rogue One” consigue que la marca Star Wars vuelva a convencer; no entrega más ni menos que eso. En el camino sacrifica más cosas de las necesarias que probablemente la hubiesen hecho una película mucho más interesante, especialmente en el desarrollo de los personajes y el exceso de explicaciones. Pero, logra involucrar al espectador en las motivaciones de los rebeldes y por ello le hace más efectiva y atractiva que cualquiera de las películas de la franquicia estrenadas en el presente siglo.

Por Pindaro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s