Discos chilenos favoritos del 2016

Tras algunas noches de música, pizzas y videos, el equipo Yakaranda eligió los discos chilenos editados en 2016 que más le gustaron. No necesariamente son los mejores, pero sí, aquellos que en nuestra opinión proponen algo, y definitivamente se disfrutaron en alguna ocasión como soundtrack de un pedaleo por el parque, conversas con amigos o previas de algún evento olvidado.

Miss Garrison – Al sol de noche (Beast)

En una casa de playa, entre humedad matinal y olas como soundtrack, la banda Miss Garrison dio forma a un disco que transmite la vibra del lugar; un disco calmo, de pulso tranquilo, en que los beats y las percusiones alternan con fluidez con las guitarras inundadas en efecto, sintes y bajos oscuros. Por ello es un disco que suena suelto, en que nada parece forzado y fuera de lugar, pues la banda maneja tan bien su propuesta que se da el gusto de reinterpretarla de forma creíble y novedosa. Un disco para escuchar al aire libre. Imperdible.

Perrosky – Cielo perro

Si solo te pudieras llevar un disco de Perrosky a una isla, “Cielo Perro” es buena opción. Se trata de un trabajo que presenta continuidad en la propuesta de fuerte referencia blues y rock que los hermanos Gómez han desarrollado por años. Pero también presenta diversas variantes para el formato dúo: riffs más pesados en “Gris”, un inesperado sonido de batería y sampler en “Fuzz”, la melodía doo-wop y soul de “En la vía”, o la canción protesta en “Sin rebelión”. Los Gómez, sin aspavientos, dejan en claro que lo suyo es honestidad, talento y chispa creativa inagotable.

Spiral Vortex – Aura 6

En su tercer larga duración Spiral Vortex llega a un punto en que su música suena más contundente y cohesionada que nunca. A diferencia de lo que les conocíamos, en “Aura 6” las canciones están mucho más cerca de las sensaciones y las texturas, más que al sonido de una banda de rock. Es que los instrumentos, las voces lejanas y las letras, como un todo se mezclan de manera tal que proponen momentos y pasajes sonoros envolventes y psicodélicos, que atrapan al oyente. La inquietante “Gemini”, o “Pandora” son canciones tan macizas que te dejan sin reacción. Un imperdible

Matías Cena – El Destierro

Veníamos de escuchar a Matías Cena en “Casa sin fuego” con la clásica melancolía optimista de sus canciones, pero con este EP llamado “El Destierro” nos sorprendió gratamente con un trabajo más oscuro. Canciones menos soleadas, incluso con instantes noise, y con letras desencantadas. “Tuve en mis manos el sol que hoy no puedo mirar . Un refugio apartado en los cerros donde te vea llegar” es una línea que no podría haber estado en ningún otro de sus anteriores trabajos, salvo en este. Incluso la muy sesentera “Quinta de recreo” mantiene en sus palabras el tono lúgubre. Muy recomendable.

Flame – En Borde

Después de dos EP, “En Borde” muestra la plenitud de Flame como banda. Hay canciones rotundas, muy post punk, donde cada instrumento aporta desde su rol para lograr un disco ambiental, de atmósfera inquietante y tensa, pero que –como un buen libro- en ningún momento dan ganas de desengancharse. Con la grabación y producción de Pablo Giadach, uno que se acomoda mucho en la oscuridad musical, “En Borde” es un disco necesario dentro de la escena alternativa chilena. Dentro de tanto pop colorido, discos que traigan ambientes oscuros, voces lejanas y agresivas, baterías directas, son un negro oasis que agradecemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s