El pan de pascua: el gusto de las opciones

punk-de-pascuaLos panes de pascua…mmm…siempre han sido una especie rara dentro de las festividades de fin de año, porque a diferencia del cola de mono y las galletas navideñas, nunca hay unanimidad en cuanto a ellos.

Hay gente, como yo, que trata de evitarlos “en la medida de lo posible”, otros –la mayoría- los consume a destajo. Es que la combinación de masa y frutas es poco habitual en la gastronomía chilena. Salvo el strudel, las masas dulces en Chile no llevan fruta, menos aún fruta confitada.

Pero si a usted esa combinación frutícola le resulta agradable, le doy un dato: váyase por lo artesanal. Evite los panes de pascua de supermercado, porque vienen con unas frutas confitadas más malas que el corazón de Andrónico Luksic. Secas, con sabor a nada, molestosas. Si va a comer fruta ¡que sea fruta! Y eso lo pilla en los panes de pascua artesanales.

Ahora, si como yo, prefiere los panes de pascua sin fruta confitada, una gran idea son los que traen frutos secos. Los que traen nueces me matan, los encuentro equilibrados, y el clásico sabor cálido de la nuez combina perfecto con la masa. Oiga, y si lo acompaña con Cola de mono y una buena conversa, queda como rey (ó reina).

Por Don Moncho 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s